'La Ronda' ve de justicia su declaración de utilidad pública

Redacción
-
‘La Ronda’ ve de justicia su declaración de utilidad pública - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

El Consistorio ha concedido la calificación esta semana. La entidad vecinal agradece la celeridad del nuevo Gobierno y sostiene que cumplían las condiciones desde que presentaron la solicitud

Satisfechos. Así se sienten en la asociación de vecinos La Ronda de Buenavista después de que la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Toledo haya aprobado la declaración de utilidad pública para la entidad. Es una de las primeras decisiones que ha adoptado la nueva concejala de Participación Ciudadana, Inés Sandoval, quien también se encarga de las carteras de Igualdad y Juventud.
La edil ha tramitado el expediente al ver que  toda la documentación de ‘La Ronda’ estaba en regla, algo que comunicó ella misma el presidente del colectivo, José Luis Gómez, quien agradece el gesto de Sandoval, a quien  atisba, por su voluntad de diálogo, como una aliada del movimiento vecinal toledano, que no pasa por su mejor momento tras cuatro años difíciles.
El Consistorio toledano ha concedido esta semana la declaración, que no es otra cosa que un reconocimiento social de la labor que realizan las entidades sin ánimo de lucro, además de un título necesario para acceder a subvenciones municipales, motivo por el que desde la asociación agradecen la celeridad del actual equipo de Gobierno municipal.
Una declaración que entienden debería haber llegado antes, al considerar que cumplen los requisitos exigidos desde el pasado febrero, cuando presentaron la solicitud en el departamento de Participación Ciudadana, que entonces encabezaba Helena Galán.
La asociación de Buenavista, el segundo barrio más poblado de la ciudad, se encontró con algunas trabas con la anterior edil, por ejemplo la exigencia de documentación «extra», algo que no se hacía con otras entidades vecinales, pero desde el colectivo prefieren no mirar al pasado y atisban el cambio de responsable en el área como «un halo de luz» y una «oportunidad» para «seguir trabajando por el barrio y por el conjunto de la ciudad de Toledo», señalan.
Desde La Ronda insisten en que su objetivo es colaborar con el Ayuntamiento, ofrecer servicios y actividades al barrio, reivindicar mejoras para el mismo, así como colaborar en el desarrollo de la ciudad.
Helena Galán informaba el año pasado de que en base a los artículos establecidos en el nuevo Reglamento Orgánico de Participación Ciudadana, se concedía la calificación de Interés Público Municipal a 13 asociaciones de la ciudad, que podrían optar a las subvenciones dirigidas a su propio funcionamiento y a las actividades que ponen en marcha. Esta declaración les permitirá también «tener voz y voto en los Consejos de Participación Ciudadana».
Estas asociaciones fueron la coordinadora de asociaciones del Casco Histórico, La Candelaria de Azucaica, Alcántara de Santa Bárbara, La Puerta del Vado de Covachuelas, La Voz del Barrio de Palomarejos, Santa Teresa, La Cornisa, la federación de Asociaciones de Vecinos El Ciudadano, Río Chico de Valparaíso, Iniciativa Ciudadana del Casco, El Tajo del Polígono, La Mezquita del Casco y  San Pedro El Verde. La Ronda quedó entonces excluida, alegando que no cumplía los requisitos.