Enrique vera elevó la postal al arte

J. Monroy
-
Enrique vera elevó la postal al arte

El pintor toledano primero hizo postales originales en acuarela, para más tarde lanzar una serie de torres de iglesias de la ciudad, que en ocasiones coloreaba personalmente

Si alguien elevó a la altura de arte la creación de postales en Toledo, ese fue Enrique Vera. El pintor toledano elaboró, literalmente, postales con sus pinceles y plumillas. Lo hizo de forma directa, con tarjetas únicas de acuarela sobre papel en blanco, y más tarde lo haría con una serie de postales en plumilla, que reproducían las torres de la ciudad.

José Pedro Muñoz Herrera recoge en su publicación Dibujos de Toledo. Romanticismo y Expresión (Archivo Secreto número 2) que a principios del siglo XX el joven Vera pintó algunas postales en blanco sobre acuarelas. Él al menos aporta dos ejemplos, una postal de San Lucas, franqueada en 1903, y otra de una puerta gótica en la calle del Ángel (1905). Además, en la web Todocolección se vendió en su día (por 190 euros) otra postal de Vera fechada en 1916. Según explicó el historiador, en aquellos tiempos la avidez de los turistas por las imágenes de la ciudad alcanzó a fotógrafos y pintores, que se adaptaron a sus gustos. En 1903 los profesores de la Escuela de Artes de Toledo alquilaron un local en Hombre de Palo 13, donde se exponían y vendían sus trabajos, y quizás ahí fue donde Vera vendió sus postales de acuarela, tarjetas dispuestas para rellenar, franquear y enviar.

Luego está la serie de doce postales de torres de la ciudad, publicadas por la Editorial Católica Toledana hacia 1930. La serie recoge las torres del Ayuntamiento, la Catedral, la Concepción, la Magdalena, San Cipriano, San Miguel, San Pedro, San Román, San Sebastián, Santa Leocadia, Santiago del Arrabal y Santo Tomé. Todas ellas son reproducciones en blanco y negro de plumillas del pintor. Aunque de nuevo el Archivo Municipal guarda aquí un tesoro: se trata de la serie coloreada en acuarelas a mano por el propio artista, tal y como confirmara Muñoz Herrera.

El archivero municipal, Mariano García Ruipérez, aporta el dato de que a día de hoy se desconoce quién comercializó estas postales, pero muy posiblemente lo hiciera el propio artista, sino que también se podrían encontrar en tiendas de ventas de postales de la ciudad. La diferencia podría estar en que las que él vendía serían las coloreadas a mano, como las que se encuentran en el Archivo. El Consorcio hizo una tirada especial con ellas a mayor formato.

Enrique Vera nació en una familia de artistas, nieto de Pablo Vera e hijo de José Vera y dedicó toda su vida al arte. De hecho, su biografía transcurrió en Toledo, entre cuadros, sus enseñanzas en la Escuela de Artes, que llegaron a ser su obsesión, y la defensa del patrimonio toledano.

Enrique vera elevó la postal al arte
Enrique vera elevó la postal al arte
Enrique vera elevó la postal al arte
Enrique vera elevó la postal al arte