Toledo minimiza el efecto negativo de la anulación del POM

J.S.
-
Toledo minimiza el efecto negativo de la anulación del POM - Foto: David Perez

El Diario Oficial publicó ayer la Orden de la Consejería de Fomento por la que se aprueba de forma definitiva la Modificación Puntual 28 del Plan General que 'legaliza' el suelo urbano no consolidado de los planeamientos de 1986 y 2007

Qué mejor día para aprobar la Modificación Puntual 28 del Plan General de Ordenación Urbana de Toledo de 1986, que ayer 28 de diciembre, penúltimo día hábil del año a efectos del Diario Oficial de Castilla-La Mancha.
La resolución de la Consejería de Fomento de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, que tiene fecha del 21 de diciembre, viene a otorgar seguridad jurídica a medio centenar de desarrollos urbanísticos ya ejecutados  vinculados bien al Plan General de 1986, actualmente en vigor, bien al de 2007, anulado el pasado mes de marzo por el Tribunal Superior de Justicia. El objeto de esta Modificación es, por tanto,  la adecuación del Plan General vigente «a la realidad física del suelo urbano tras la anulación judicial del Plan de Ordenación Municipal de 2007», reza la Orden de la Consejería.
Contra la citada resolución, que pone fin a la vía administrativa, podrá interponerse recurso en el plazo de dos meses ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha. No obstante, si fuera otra administración pública la que pretendiera impugnar esta disposición, previamente a la interposición del recurso contencioso-administrativo, podrá requerir a la Consejería de Fomento su anulación en el plazo de dos meses contados a partir del día siguiente a su publicación.
La Modificación 28 del Plan General adquiere vigencia después de que el Consejo Consultivo diera el visto bueno en su sesión del pasado 13 de diciembre, toda vez que comprobó que este instrumento urbanístico recoge un incremento de las zonas verdes, único asunto sobre el que el Consultivo tiene competencias para pronunciarse.  En concreto, la Modificación 28 viene a amparar legalmente lo que es una realidad hace años: que el parque de las Pirámides, en el barrio de Santa María de Benquerencia, es una zona de ocio esparcimiento del barrio.
Con anterioridad, el parque estaba recogido como suelo urbano por lo que se daba la paradoja de que la Junta de Comunidades, propietaria del suelo, tenía que pagar al Ayuntamiento el Impuesto de Bienes Urbanos (IBI)por esta dotación verde. Con la entrada en vigor este instrumento urbanístico, el Gobierno regional dejará de pagar en 2019 este impuesto municipal por el parque de las Pirámides. 
Urgencia. Precisamente la publicación de la Modificación 28 en el Diario Oficial no era una cuestión baladí, puesto que de publicarse después de Año Nuevo hubiera podido poner en peligro el cobro por parte del Ayuntamiento del IBI urbano de los desarrollos afectados por la Modificación, como por ejemplo de La Abadía, Tres Culturas, San Antón, Covachuelas, San Lázaro o Poblado Obrero. El concejal de Hacienda, José Pablo Sabrido, aseguraba la pasada semana que la  publicación de la Orden daría «tranquilidad jurídica» al Ayuntamiento de Toledo y vaticinaba que la resolución de a consejera de Fomento, Agustina García Élez, aparecería en el Diario Oficial en tiempo y forma. 
La Modificación 28 formaliza cuarenta desarrollos vinculados al Plan General de 1986 que se llevaron a cabo desde ese año hasta 2007. Entre ellos se encuentran los planes especiales de San Antón y Covachuelas, San Lázaro, el Poblado Obrero, el nudo norte, la tercera y cuarta fase residencial de Santa María de Benquerencia, Covachuelas, Hospital y Zona de Contacto. A esto hay que añadir sectores en suelo no programado como La Bastida, La Sisla y Montesión y un plan de mejora como El Beato. La Modificación también incluye los suelos urbanos consolidados vinculados al POM de 2007 y los no consolidados de 1986 y 2007.
Los suelos urbanos consolidados del POM de 2007 incluidos en la Modificación son: Parque Comercial abadía, Colegio Mayol y Tres Culturas. Y los no consolidados de 1986: Terreno de ADIF en el barrio de Santa Bárbara, Circo Romano, Vega Baja I, Cristo de la Vega y terrenos del arroyo Aserradero.