La comunicación del futuro

SPC
-
La comunicación del futuro - Foto: Enes Kucevic

BMW presenta un sistema de interacción que combina una tecnología de comandos de voz con un control gestual

BMW quiere revolucionar el modo en el que los conductores interactúan con sus vehículos. La compañía acaba de presentar el Natural Interaction, un sistema de interacción que combina la tecnología más avanzada de comandos de voz con un control gestual aumentado y reconocimiento de mirada; para permitir, por primera vez, una auténtica interacción multimodal. Las primeras funciones estarán disponibles en el próximo BMW iNext eléctrico, que llegará a partir de 2021. 
Como en una conversación, el sistema permite al conductor usar su voz, gestos y miradas al mismo tiempo, y en varias combinaciones, para interactuar con su vehículo. El modo preferido de operación puede seleccionarse intuitivamente, en relación a la situación y al contexto. Los comandos de voz, los gestos y la dirección de la mirada pueden ser detectados y combinados de forma fiable por el vehículo, que ejecutará la acción deseada. Esta interacción libre y multimodal es posible gracias al reconocimiento de voz, la tecnología de sensores optimizada y el análisis de gestos que tiene en cuenta el contexto. Mediante la detección precisa del movimiento de las manos y los dedos, la dirección del gesto también se registra por primera vez en un espacio de interacción ampliado que abarca todo el entorno operativo del conductor. Las instrucciones se procesan usando comprensión del lenguaje natural. Un algoritmo de aprendizaje inteligente combina e interpreta la información compleja para que el vehículo pueda responder en consonancia. Esto crea una experiencia interactiva multimodal orientada a los deseos del conductor. 
Las funciones del vehículo pueden iniciarse de varias maneras mediante la combinación de diferentes modalidades. El piloto decide cómo quiere interactuar, basándose en sus preferencias hábitos o situación actual. De esta forma, cuando el conductor está hablando, es probable que elija el control gestual y de mirada; mientras que cuando sus ojos están en la carretera, es mejor confiar en el habla y los gestos. 
Con un mejor reconocimiento gestual y el alto nivel de conectividad del coche, el espacio de interacción ya no se limita al interior. Por primera vez, los ocupantes podrán interactuar con su entorno directo, como edificios o plazas de aparcamiento. Incluso las consultas complejas pueden ser respondidas rápida y fácilmente señalando con el dedo y emitiendo un comando de voz. ¿Cómo se llama este restaurante? ¿Puedo estacionar aquí? ¿Y cuánto cuesta? 

La comunicación del futuro
La comunicación del futuro