«Esperamos llevar la ilusión y que esto vaya adelante»

L.G.E.
-

Jesús es vendedor de la ONCE en la toledana plaza de Zocodover, dice que ha estado muy preocupado por la salud de sus clientes, que muchos de ellos son mayores, y que ha perdido peso por la falta de contacto con la gente

«Esperamos llevar la ilusión y que esto vaya adelante» - Foto: Yolanda Lancha

No son solo cupones. La ONCE siempre ha subrayado que con sus productos de azar y juego vendía también ilusión, la ilusión de tener la vida resuelta con un sueldo al  mes, de comprarse una casa, un nuevo coche o de tener unas vacaciones espectaculares. «Ya estamos de vuelta, con toda nuestra gente», señalaba ayer Jesús, vendedor de la ONCE en la toledana plaza de Zocodover, «esperamos llevar la ilusión y que esto vaya poquito a poco adelante». Y la ilusión a la que se refería ayer quizá sea distinta a las de antes del Covid. Es la ilusión de volverle a ver a él en la esquina en la que es habitual vendía, rodeado de furgonetas de reparto a primera hora de la mañana. La ilusión de volver en parte a una bendita normalidad.
Jesús reconoce que «tenía muchas ganas» de volver a su puesto porque dice que para él «el contacto con la gente es fundamental». También cree que ha habido buena acogida entre los vecinos a su vuelta. «La gente no nos falla, a ver si poquito a poco se va recuperando y la economía va para arriba».
La cuarentena la pasó en un «pisito» con sus dos hijos, ayudando con las tareas escolares y reconoce que fue «complicado». También por lo que estaba pasando fuera. «Estás todo el tiempo preocupado por nuestros familiares», cuenta, «y también por nuestros clientes, que muchos son personas mayores». «He perdido peso, por falta de ese contacto con la gente», confiesa. Ayer se presentó el presidente del PP a comprarle unos cupones y Paco Núñez bromeó diciendo que el peso que había perdido Jesús lo había cogido él.