Mencía quiere recuperar relación con resto administraciones

Leticia G. Colao
-

El nuevo alcalde de Talavera La Nueva, Jesús Mencía, prometió trabajar «con dedicación y ambición pero sobre todo con transparencia» en su deseo de conseguir «un pueblo mejor»

Mencía quiere recuperar relación con resto administraciones - Foto: Manu_Reino

Incorporar el mayor número de voluntades y recuperar las relaciones con el Gobierno regional y la Diputación serán algunos de los objetivos para la presente legislatura del nuevo alcalde de Talavera La Nueva, Jesús Mencía. Así lo explicó ayer frente a sus vecinos en su intervención poco después de ser nombrado alcalde pedáneo por la alcaldesa de Talavera, Tita García Élez.
El Ayuntamiento de la EATIM talaverana, tradicionalmente socialista, ha vuelto al PSOE después de ocho años de gestión de Vicente Sánchez, del PP, que ha dejado su acta en favor de José Luis Fernández Ortiz. Será el único vocal popular junto a los tres socialistas, Juan Carlos Torres, Marina Sánchez y María Serrano.  
El acto de constitución del Consistorio de Talavera La Nueva fue el primero en la ruta de las entidades locales menores, inseparables del Ayuntamiento talaverano. Allí se estrenó García Élez y lo hizo con el nuevo primer edil pedáneo, quien inició su intervención con un mensaje de «gran emoción personal y gratitud hacia todos», especialmente concejales, entrantes y salientes, familiares, trabajadores municipales y vecinos por haber confiado en él y regalarle «el honor más grande que tendré en mi vida, ser alcalde», dijo.
Mencía aseguró que desde ese momento «es el alcalde de todos y al servicio de todos» con el empeño de trabajar como ha hecho en los últimos 20 años, donde ha ejercido como concejal del equipo de Gobierno y portavoz de la oposición. Ahora cuenta además con la «enorme responsabilidad» de llevar las riendas de su municipio, y lo hace además con la satisfacción personal «y el puro convencimiento de que la ciudadanía vota y elige a la persona que le transmite más confianza para estar al frente de su ayuntamiento». 
Los próximos cuatro años dirigirá un equipo que «trabajará con dedicación y ambición pero sobre todo con transparencia y la máxima responsabilidad» anteponiendo los intereses generales a los personales, explicó. Lo hará «incorporando el mayor número de voluntades en nuestro deseo de conseguir un pueblo mejor» y con la intención de «recuperar valores democráticos y el respeto» que el Ayuntamiento debe tener a todos sus vecinos.
El ya nuevo alcalde de Talavera La Nueva aseguró que retomará asuntos «pendientes suspendidos en contra de mi voluntad hace ocho años», cuando el Gobierno cambió de color, y lo hará trabajando con los diferentes colectivos de la EATIM para «prestar con todas las garantías un servicio satisfactorio a la ciudadanía». 
Para ello, será clave «recuperar la relación estrecha» con el resto de administraciones, especialmente Junta y Diputación, y mantener la del Ayuntamiento talaverano, «a las que este ayuntamiento se debe y  precisa». 
No se olvidó el ya máximo representante de Talavera La Nueva del «motor principal de desarrollo» del municipio, la ganadería, a la que también prometió trabajo para que siga liderando la economía local, y con ello, volver a demostrar que «tenemos capacidad para avanzar y estar a la altura de cualquier municipio vecino».
Por su parte, la alcaldesa talaverana recordó el compromiso de la ciudad con sus tres entidades locales, a las que prometió «proximidad en los servicios». Insistió en la importancia de las EATIM «porque hay que apostar por una sola ciudad, un solo corazón, respetando siempre por supuesto vuestra autonomía, que también nos enriquece a todos». 
Élez, en su primer acto municipal después de su toma de posesión, se mostró convencida del buen entendimiento entre Talavera y Talavera La Nueva, «Talaverilla como a mí me gusta decir, porque es la misma sensibilidad, el mismo sentir».