Los temporeros tendrán ayudas para desplazarse o alojamiento

L.G.E.
-

La Junta ha aprobado una partida 500.000 euros pensando en dar "un pequeño empujón" a los trabajadores de la región que quieran ir a las campañas agrícolas lejos de su lugar de residencia

Los temporeros tendrán ayudas para desplazarse o alojamiento - Foto: Javier Pozo

Espárrago, ajo, cebolla, albaricoques, melocotones, melones, sandías... Castilla-La Mancha va a ir encadenando una campaña agrícola tras otra hasta llegar a la vendimia a finales de verano. Para facilitar que los temporeros se puedan desplazar a distintos puntos de la región, el Consejo de Gobierno aprobó esta mañana una partida de 500.000 euros.
La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, explicó que con este dinero los temporeros que vayan a trabajar al campo lejos de su lugar de residencia pueden recibir dos tipos de ayuda. Ellos serán los que elijan si quieren una ayuda para asumir los gastos de desplazamiento o si bien la piden para pagarse un alojamiento en un radio que no supere los 50 kilómetros del lugar del trabajo.
Explicó que estas ayudas están pensadas para «dar un pequeño empujón» a las personas de Castilla-La Mancha que quieran trabajar en el campo. En concreto van dirigidas a trabajadores por cuenta ajena que están en el régimen agrario.
Además reconoce que también ayuda a los agricultores a asegurar la recogida de la cosecha. De hecho, durante el confinamiento ha sido necesario que se flexibilizaran las condiciones de las prestaciones de paro para facilitar mano de obra a los agricultores, dada la imposibilidad de traer a temporeros extranjeros.
Por añadir otra ventaja económica, Franco confía en que también estas ayudas al alojamiento sean útiles para hostales y hoteles, que no lo están teniendo nada fácil y afrontan una temporada turística incierta. «El sector hotelero y hostelero atraviesa grandes dificultades por falta de movilidad de las personas», indicó.
En un día en el que la consejera recalcó que el paro ha bajado en el sector agrario, Franco insistió en que esta medida «es un nuevo incentivo para que el trabajo del campo se quede en Castilla-La Mancha» y además confía en que también ayude al sector agrario, que representa el 9% del PIB.
1.143 puestos de trabajo cubiertos. No es la primera medida que toma el Gobierno regional para ayudar a la contratación de temporeros para las campañas agrícolas. También se habilitó una bolsa en sus oficinas de empleo en la que se inscribieron más de 7.000 personas. A dichas oficinas han llegado en estos meses de coronavirus  1.648 ofertas de empleo en el campo y la Junta envió la candidatura de más de 1.8000 personas. De esta forma se ha podido cubrir 1.143 puestos de trabajo, un 70% de los que se ofertaron.
Estas ayudas aparecen recogidas en el Pacto por la Reconstrucción que firmó Page con la patronal y los sindicatos el pasado 4 de mayo. Franco destacó que ya se han aprobado tres decretos bajo el paraguas de este acuerdo.