La provincia pierde 30 ediles por la caída de la población

J.M.
-
La provincia pierde 30 ediles por la caída de la población

Mora y Villacañas han bajado de los 10.000 empadronados y contarán con 4 concejales menos en esta legislatura. La provincia sumará 1.900 representantes

El número de residentes de una localidad marca el total de concejales que deben repartirse los partidos políticos en las elecciones municipales; por eso, resulta muy importante la cifra de empadronados para cuadrar las más de 200 corporaciones municipales existentes en la provincia. El término de una legislatura suele conllevar el cambio del número de ediles en algunas poblaciones, y en esta ocasión así ha sido en 13 municipios. De esta manera, todo Toledo perderá en total 30 concejales en la legislatura 2019-2023, en comparación con la de 2015-2019, y contará en definitiva con 1.900 representantes para los 687.391 empadronados que tiene registrado el Instituto Nacional de Estadística a finales del año pasado.
Hasta 13 localidades verán alterados en esta ocasión el número de concejales en las corporaciones municipales porque han bajado de rango, según la clasificación que fija el Gobierno de España: tres concejales para un municipio inferior a 100 habitantes; cinco ediles para una población de hasta 250 residentes; siete para un pueblo de entre 251 y 1.000; nueve concejales para la localidad que esté entre los 1.001 y los 2.000 empadronados; 11 para los ayuntamientos entre los 2.001 y 5.000 residentes; 13 para los que tengan la horquilla entre 5.001 y 10.000; 17 para los de entre 10.001 y 20.000; 21 para las poblaciones grandes entre 20.001 y 50.000, y 25 ediles para los municipios entre 50.001 y 100.000.
Mora y Villacañas destacan entre las 13 poblaciones que perderán ediles en la próxima legislatura porque han bajado del rango de las localidades con más de 10.000 habitantes, a tenor de los datos del Instituto Nacional de Estadística. De esta manera, estas dos poblaciones manchegas pasarán de 17 a 13 concejales en los comicios del 26 de mayo.
El resto de las poblaciones afectadas verán disminuidos el número de concejales en dos en comparación con los anteriores comicios. Así será el caso de Cabañas de Yepes, que tendrá ahora tan sólo cinco ediles por haberse quedado en 240 habitantes; de La Estrella, por tener tan sólo 233 empadronados, dispondrá de cinco concejales; de Miguel Esteban, que ha bajado de los 5.000 residentes y tendrá sólo 11 concejales en la Corporación municipal, y El Real de San Vicente pasará de los nueve de 2015 a los siete porque ha bajado del millar de habitantes.
reducción de concejales. El listado de ayuntamientos de la provincia con una reducción del número de concejales continúa con los siguientes casos. Sartajada, en la comarca de la Sierra de San Vicente, se quedará en sólo tres concejales (hay otros tres ayuntamientos en la provincia constituido por el mínimo de ediles: Navalmoralejo, Illán de Vacas y Villarejo de Montalbán) por sumar sólo 100 empadronados. Tembleque y El Toboso están representados por nueve concejales al caer de los 2.000 residentes. En el caso de Torralba de Oropesa, Torrecilla de la Jara y Las Ventas de San Julián, se quedan en cinco ediles por bajar de los 251 empadronados.
La gran mayoría de las poblaciones pertenecientes a la provincia se mueven en la horquilla de entre 5 y 17 representantes municipales, porque sólo hay cuatro localidades que alcancen el máximo de poblaciones inferiores a los 100.000 habitantes. En este caso, la ciudad de Toledo (84.282 habitantes) y la de Talavera (83.009) se repartirán 25 ediles cada una en los comicios de 2019, y Seseña (24.255 empadronados) e Illescas (28.064) dividirán la Corporación en 21 concejales.