La red de abastecimiento mejora con más de 2,5 millones

C.M
-
La red de abastecimiento mejora con más de 2,5 millones - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

Del presupuesto total, «algo más del 30% se ha destinado al saneamiento» y el «70% restante al abastecimiento», de este porcentaje un 25% ha ido a mejorar la calidad del suministro

El objetivo estaba claro -poner al día la red de abastecimiento y saneamiento de agua garantizando el control municipal- y el resultado, hasta el momento, ha sido satisfactorio. La concejala de Servicios Públicos y Sostenibilidad ha querido explicar los restos conseguidos en torno a una red compleja, obsoleta en muchos lugares y con problemas importantes en el Casco Histórico y en el barrio de Santa María de Benquerencia. Ante este panorama de inicio, y sabedora de que  queda todavía «mucho que avanzar en esta gestión», Eva Jiménez no evitó manifestar su «obsesión» por hacer accesible toda la información relativa a una materia que «debe ser conocida para que los ciudadanos sepan por qué pagan lo que pagan y puedan exigir una mejora del servicio».
Bajo este cometido, la responsable del área enumeró las actuaciones ejecutadas, las que se están desarrollando en la actualidad y las quedan por realizar en torno a un servicio que, desde la entrada de Ganemos, posee «una gestión municipal dotada del mayor control a la hora de establecer prioridades» ya que , recordó, con anterioridad estaba privatizado y el Ayuntamiento mantenía un «control más reactivo que proactivo».
Así, y una vez asentadas estas nuevas bases, los objetivos se han centrado en mejorar la red de abastecimiento -con la renovación y puesta al día de instrumentos destinados a aumentar la calidad de suministro-, adecuar el sistema de saneamiento «más invisible pero muy importante» a través de un mayor conocimiento del mismo, y abordar la mejora del mantenimiento mediante «la puesta en marcha de más de 100 actuaciones relevantes».
Estas actuaciones han estado dotadas de un presupuesto de «más de 2,5 millones de euros desde 2015», de los que «algo más del 30% se han destinado al saneamiento» y el «70% restante al abastecimiento», de este porcentaje un 25% ha ido a mejorar la calidad del suministro. Todo ello, ha sido acometido a través de «53 inversiones, de las que 38 se están ejecutando en estos momentos».
seis millones pendientes de ejecutar. Considerando, Eva Jiménez, que el esfuerzo ha sido importante y que «necesitamos mejorar y seguir en esta línea de trabajo», explicó que todavía «quedan alrededor de seis millones de euros pendientes de ejecutar», cantidad que será dedicada a «propuestas que están siendo valoradas» y que se realizarán con «planes plurianuales» debido a su trascendencia. Entre ellas, destaca el cambio de la válvula de fondo del Torcón -«que se sabe que debe cambiarse desde 2003»- y la mejora de la línea de fangos de la Potabilizadora.
En cuanto a las intervenciones que están siendo realizadas en la actualidad, apreció la mejora de la red de abastecimiento en la calle Boladiez o la mejora del servicio en la entrada al Polígono industrial.
También en esta previsión encaja la finalización de la instalación del segundo bombeo de emergencia en San Bernardo debido a la conveniencia de contribuir a la mejora de la regulación de la presión y de los suministros. Por esta razón, previniendo averías e incidencias, la actuación propició la inversión -de 374.859 euros- en la estación de bombeo de emergencia del sistema de Picadas, ubicada en la zona alta de dicho entorno, con la finalidad habilitar un segundo equipo que funcionará como instalación auxiliar. El mismo actuará como reserva de la primera para que, en caso de avería del equipo existente, se pueda seguir suministrando el mismo caudal y presión. Además, puede emplearse como alternativa de funcionamiento en periodos de uso continuo del suministro de agua de Picadas por falta de agua en los embalses de Guajaraz y Torcón.
Sobre los trabajos relativos a la modernización y adecuación de una red de abastecimiento de agua que requiere de adaptaciones, inversiones y mejoras -posee 475 kilómetros de red de agua potable- el programa de obras apuesta por incrementar la calidad, la captación y la sectorización de la red. Dentro de esta dinámica, destaca la constante renovación de conducciones, la eliminación de finales de red -que provocan problemas de circulación del agua y de calidad- o la modificación de la red ramificada en mallada. Cambios imprescindibles para lograr la interconexión de las tuberías creando, así, un circuito cerrado y, por ello, un servicio más eficiente y permanente.
De hecho, el Plan de Mejora y Renovación de la Red de Abastecimiento se centra en la eliminación de finales de red y en la ampliación y mejora de conducciones.