«Llevamos jugando finales desde noviembre»

J. M. Loeches
-

El entrenador del CD Toledo, Manu Calleja, es optimista para la vuelta porque cree que su equipo compitió bien ante el Sestao a pesar de encajar pronto

«Llevamos jugando finales desde noviembre» - Foto: Yolanda Redondo

Manu Calleja no le puso ninguna objeción al partido de su equipo a pesar de que el resultado no fue el mejor posible. Desde su punto de vista, compitieron «bien atendiendo a las carencias que hay y que se pusieron de manifiesto». Pero el cántabro cree que, en líneas generales, les faltó algo de posesión y que lo equilibraron haciendo daño por fuera. En resumen, se mostró «muy satisfecho por el grado de competencia que dieron los jugadores».
Confesó que en el vestuario «tenían la sensación de que no habían hecho un buen encuentro y de que pueden dar más», algo que considera positivo. Por eso es optimista: «Se han dejado todo y sé que vamos a ir a ganar aSestao como hemos hecho todos los domingos; este equipo lleva jugando finales desde el mes de noviembre».
Calleja ve «muchas cosas positivas» para pensar que el CD Toledo puede clasificarse para la segunda ronda de los ‘play off’ de ascenso a Segunda División B, así que agradeció el esfuerzo de su plantilla y su disposición. Y puso como ejemplo la jugada de los últimos minutos en la que Esparza se recorrió casi todo el campo para ir a por un balón y también otra en la que Manu Gavilán bajó a defender.
Al entrenador del Toledo se le transmitió la sensación de su homólogo en el Sestao River, Ibon Etxebarrieta, de que se les habían escapado vivos y explicó que es verdad que Machuca «hizo dos paradas buenas», pero también Ibon Barandiarán. Además, defendió que en la primera parte el domingo fue de los de verde.
Otra de las preguntas fue dirigida hacia Pascu, con un esguince durante la semana y que fue titular. El cántabro aplaudió su «esfuerzo inmeso» y desveló que «debíamos haberlo cambiado en el minuto 15 de la primera parte», pero «aguantó como un jabato», añadió.
Esta semana de trabajo irá dirigida «a corregir a algunas cosas», pero sobre todo «a mejorar en el balón parado». Para el preparador de los toledanos es una vía por la que pueden dañarles a pesar de que «ellos también lo dominan y lo defienden bien». Así las cosas, su idea es no cargar las piernas de los futbolistas durante estos días y viajar a tierras vizcaínas con la antelación suficiente como para ejercitarse en algún campo «y nos dé frescura y adaptación». Por lo pronto, «tenemos que ir a ganar o a empatar por más de uno», concluyó.