La ayuda municipal para retirar el gasoil tendrá que esperar

J. Monroy
-

Policía, Guardia Civil y técnicos municipales continuaron con sus pesquisas este jueves en Entorno Toledo. Su propietario no entiende que haya que esperar veinte días más para la retirada

La ayuda municipal para retirar el gasoil tendrá que esperar

Tras las múltiples denuncias que ha presentado el propietario de Entorno Toledo, Julián Baños, y el revuelo mediático y ciudadano que ha levantado, parece que las investigaciones sobre el escape de gasoil en el acuífero subterráneo del Casco han cogido carrerilla. Sin embargo, la retirada del material, que ya ha contaminado al menos tres pozos milenarios en este local de la cuesta de la Ciudad, tendrá que esperar a contar con los permisos pertinentes, lo que puede suponer unos diez días.
Los técnicos municipales habían informado a Baños a las ocho y media de la mañana de este jueves que ya disponían del camión cisterna para la retirada del combustible. Hasta el local se acercaron esa mañana responsables del Cuerpo Nacional de Policía, Policía Local, Guardia Civil y técnicos municipales, amén del responsable de una empresa para la retirada del fluido contaminado del subsuelo. Los primeros continuaron recogiendo datos y se han interesado por el estado de otros pozos en inmuebles vecinos. Pero para desesperación de Baños, no se ha podido iniciar la retirada del fuel contaminante de su local, porque, al parecer, hay que esperar a que lleguen unos permisos, algo que puede tardar una veintena de días.
Mientras tanto, con las últimas lluvias, el nivel del líquido contaminado sigue subiendo y ya alcanza la pasarela metálica el voladizo de la habitación de la primera poceta contaminada. Todo ello, apunta el propietario del local, muy cerca ya de cables y enchufes. Así las cosas, no puede trabajar en el interior de Entorno Toledo, dado que no se atreve a meter allí a sus clientes.
Sin ayudas. Otra cosa que sorprende a Baños es que el Ayuntamiento diga que le está ayudando desde que hiciera la primera denuncia en agosto. Cierto es que entonces le facilitó «unos tristes guantes de goma de los chinos» y un vaso para que recogiera el fluido contaminado en recipientes. Pero tras entregar varios y ver que en Medio Ambiente los tenían amontonados, sin hacer más, dejó de hacerlo. A partir de ahí, «de colaborar, nada, eso es lo único que han hecho, solo han contaminado en que se contamine el resto de Toledo».
Baños afirma que así se lo ha comentado a los técnicos responsables, porque desde que hizo la denuncia el 5 de agosto, podían haber hecho algo más para que no se contaminaran los dos pozos restantes. No está de acuerdo con que el gasoil lleve allí mucho tiempo y haya surgido con la lluvia. Además, entiende que podían haber investigado más allá de preguntar a los vecinos si su caldera pierde algo y no revisar, llevar técnicos o mirar en las paredes del contenedor.
Baños denuncia, finalmente, que la Policía Local ya ha acudido en dos ocasiones a su local y ha estado recogiendo muestras «pero no he vuelto a saber nada de ellos».