La plaza Mayor de Tembleque, lista como emblema turístico

J.M.
-

El Ayuntamiento concluye la pavimentación de este Bien de Interés Cultural y finaliza un proyecto que comenzó hace 10 años y ha costado 900.000 euros

La plaza Mayor de Tembleque, lista como emblema turístico

El alcalde de Tembleque, Jesús Fernández, repetía ayer en declaraciones a este diario la palabra satisfacción y mencionaba el sustentivo fe para referirse a un proyecto que engendró hace 10 años, pero que quedó arrumbado por la crisis económica de entonces. Ahora, el Ayuntamiento de este municipio manchego ha terminado la pavimentación de la plaza Mayor, Bien de Interés Cultural y Monumento Histórico-Artístico cuya última fase ha desatado una intensa polémica política que colea aún.
El tiempo transcurrido y el grueso del presupuesto, 900.000 euros entre las tres partes, evidencian lo costoso del parto de la remodelación de este conjunto señero del barroco del siglo XVII. «La gente se va convenciendo», afirma Fernández sobre resultado final de la pavimentación de la Plaza Mayor, que ha generado desde hace un año división política en los plenos municipales.
La tercera y última fase, la más importante, ha supuesto una inversión de 600.000 euros, de los cuales 490.000 euros proceden del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder). «Es la restauración íntegra de la plaza pensando más en el turismo, como centro turístico de La Mancha», detalla el alcalde de este municipio de 2.000 empadronados.
«Una de la plazas más pintorescas y reconocibles, emblema del barroco popular del siglo XVII. Diseñada para cumplir una doble función, la puramente urbanística como centro de la vida de la población y la de plaza de toros. Una de sus tres puertas era, además de acceso, callejón de toriles. En 1624 se celebran los festejos taurinos a los que asisten Felipe IV y Quevedo, momento en que muchos historiadores consideran que se inauguró la Plaza Mayor tal y como la conocemos hoy en día», explica la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.
Las obras concluirán hoy o mañana después de una semana de retoques a la finalización de la pavimentación. Posteriormente, el alcalde ordenará pintar la fachada del Ayuntamiento, edificio levantado en 1654, y algunas viviendas particulares para dar una homogeneidad al color de la Plaza Mayor de Tembleque en el proceso de degradación.
El Ministerio de Cultura aprobó hace 10 años una partida de 1,2 millones para la remodelación íntegra de la Plaza Mayor, pero la crisis económica y la dimisión del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, dieron al traste con el proyecto, como explica el alcalde.
«Resulta evidente la intención de crear una plaza homogénea que permitiera asistir con comodidad a los espectáculos taurinos, de tal forma que, en lugar de los habituales balcones independientes, se incorporaron ante las fachadas de los edificios dos pisos de corredores», describe al respecto la Junta de Comunidades esta Plaza Mayor, cuyo último festejo taurino se remonta al año 1987.