3.500 empresas de la región ya han salido del ERTE

L.G.E.
-

La Consejera de Economía destaca que en mayo «se ha conseguido recuperar el 22% del total de empleos que se perdieron en marzo y abril» en toda la región por culpa del coronavirus

3.500 empresas de la región ya han salido del ERTE - Foto: David Esteban

Después de dos meses «devastadores para el empleo», la Junta ha recibido los datos de mayo como un «respiro». Es el término que utilizó esta mañana la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, que destacó que en este mes «se ha conseguido recuperar el 22% de los empleos que se perdieron en marzo y abril». Subraya que esto «debe hacernos pensar que tenemos la fuerza como región de ir reconduciendo esas cifras dramáticas para ir atenuando la afectación que el desempleo ha tenido en los meses de marzo y abril».
También apuntó que en la Junta están muy pendientes de lo que ocurra con los ERTE (los expedientes de regulación temporal de empleo) que muchas empresas han tenido que aplicar por las medidas de confinamiento y paralización económica del coronavirus. Solo en la región se tramitaron más de 22.000 expedientes de ERTE, que afectaron a 107.000 trabajadores. Franco subrayó que hasta la fecha puede decir que ya hay 3.500 empresas que han salido del ERTE, lo que ve como un «mensaje positivo». Hay que recordar que los ERTE aplicados por la crisis del coronavirus se pueden prorrogar hasta el 30 de junio.
Franco asume que si se compara el dato de paro de mayo de este año con el de 2019, el balance es negativo. En concreto, hay 26.800 desempleados más que hace un año, lo que supone un incremento interanual del 16,04%, aunque recalca que es inferior a la media del país, que subió a 25%. Expuso que esto «sitúa a Castilla-La Mancha como la primera comunidad autónoma con menor subida de desempleo, solo por detrás de Ceuta y Melilla».
La comparativa no sale tan mal si se hace con el mes de abril, cuando muchos negocios tenían la obligación de estar cerrados por el Estado de Alarma. De hecho, concretó que el pico de parados se alcanzó el 27 de abril, cuando se rozó la barrera de los 200.000. «Hasta el 27 de abril subía de manera imparable, era una curva vertiginosa», reconoció. En mayo el número de parados ha bajado un 2,55% en comparación con el mes anterior.
El análisis por sectores da una idea de cuáles se están pudiendo reactivar antes. En el mes de abril destaca la caída del paro en la construcción, con una reducción del 14,63%, que son 2.635 parados menos. La consejera lo atribuye a la «vuelta a la normalidad» en este sector. También aprecia que sigue bajando el paro en la agricultura, con una caída del 7,7% (1.200 parados menos). Más tímida es la reducción del desempleo en la industria y sobre todo en el sector servicios, donde solo bajó un 0,73%.