El balonmano inunda Toledo

J. M. Loeches
-
El balonmano inunda Toledo - Foto: David Pérez

Desde este viernes, más de 1.300 jugadores, representando a 121 equipos, participarán en la octava edición de la Toledo Handball Cup

La octava edición de la Toledo Handball Cup ya está tocando a la puerta. Desde este jueves, el balonmano de base inundará la ciudad con más de 1.300 participantes que representarán a las 121 equipos que tomarán parte en esta cita, que como en los últimos años incluye pista y también playa, en el campo que se habilitará en el aparcamiento del Salto del Caballo. El resto se jugará en seis pabellones: colegio Infantes, IES María Pacheco, IES Universidad Laboral, Santa Bárbara, Escuela de Gimnasia y Javier Lozano Cid.
Éstos y muchos detalles más se pusieron sobre la mesa en la presentación que tuvo lugar en la Consejería de Educación, Cultura y Deportes, a la que acudieron el director general de Deportes de laJunta de Comunidades deCastilla-La Mancha, Juan Ramón Amores; el concejal de Deportes del Ayuntamiento deToledo, Pablo García; y el presidente del club organizador, el BM Ciudad Imperial, Fran Miranda.
El evento arranca este jueves con la fiesta de inauguración en el pabellón Javier Lozano Cid a partir de las 21:30 horas, aunque los partidos empezarán a disputarse el viernes por la mañana. Y así hasta el mediodía del domingo, cuando se pondrá el broce final a todas las categorías presentes en el torneo, desde Benjamín hasta Juvenil.
«Es una oportunidad inmejorable para ver al futuro del balonmano», dijo Amores, en una de las citas que más cantidad de dinero (15.500 euros) ha recibido en subvenciones en los últimos tres años por parte del Gobierno de Emiliano García-Page, dentro de las ayudas a eventos deportivos.
Al margen de los patrocinadores, la Toledo Handball Cup cuenta con el apoyo del consistorio toledano, que en esta ocasión también ha cedido las instalaciones deToletvm como espacio de ocio para los participantes. Fran Miranda, presidente del BM Ciudad Imperial, reconoció que «más del 50 por ciento de los participantes ha estado en otras ediciones, lo que habla de una satisfacción para los que vienen». Asimismo, puso en valor la unión de todas las personas que han trabajado para que salga adelante, entre ellos los más de 100 voluntarios.
Por su parte, Pablo García, se estrenó como edil de Deportes asegurando que Toledo «siempre ha estrechado lazos con el balonmano» y que este torneo se celebre después de la semana del Corpus contribuye «a darle mayor relumbrón».
En la rueda de prensa se dieron más números para comprender mejor lo que es este torneo. Habrá 25 árbitros dirigiendo los 310 encuentros de los que se compone, lo que supone 13.950 minutos de juego. Los clubes que acudirán han conseguido reunir 121 conjuntos, 95 de pista y 26 de balonmano playa. Así, provienen de diez comunidades autónomas españolas y cuatropaíses: España, Portugal, Noruega y Argelia.

Esta octava edición de la Toledo Handball Cup será más solidaria que nunca, ya que 2.500 euros de la recaudación se destinarán a la asociación adELAnte Castilla-La Mancha, en su lucha por combatir la ELA. Juan Ramón Amores reconoció que «es más importante el gesto de visibilidad que el dinero porque de esta manera la gente sabe que va a participar en un torneo solidario.