El sellado definitivo del vertedero comenzará el próximo 1 de julio

Susana Jiménez
-
El sellado definitivo del vertedero comenzará el próximo 1 de julio - Foto: Yolanda Lancha

Los trabajos previos a este complejo proceso, consistentes en cubrir completamente con tierra el vaso de vertidos, ya se están ejecutando y está previsto que se extiendan durante dos semanas más

El próximo 1 de julio comenzará el sellado definitivo del antiguo vertedero, donde desde hace ya algunas semanas no se está depositando ningún tipo de residuo.
Así lo confirmaba el presidente del Consorcio de Servicios Públicos Medioambientales de la Provincia de Toledo, Jaime Ramos, quien explicaba que en estos momentos se está ejecutando la fase previa al sellado, consistente en cubrir con tierra el vaso de vertidos.
Un proceso que se extenderá aproximadamente durante otras dos semanas, y que hará que una vez finalizado disminuyan de forma importante los olores que han vuelto a inquietar a los vecinos de los barrios de Valparaíso, La Legua y Vistahermosa, los más próximos al antiguo vertedero.
Olores que les llevaba a pensar que todavía se estaban produciendo descarga de residuos en esta instalación, compatibilizándola con las del Ecoparque, como se ha venido produciendo durante cerca de tres meses, algo que ya no es así, como desde el Consorcio de Servicios Públicos Medioambientales aclaraba su presidente.
Jaime Ramos explicaba así que «es normal» que en los últimos días los vecinos de esta zona de la ciudad hayan notado un ligero aumento de los olores, puesto que se está trabajando en el vertedero para cubrir el vaso con tierra. Sin embargo se mostraba convencido de que «es un problema que cada vez irá a menos», una vez que se encuentre completamente cubierto.
Así, cuando se termine esta fase previa, todo estará listo para comenzar un proceso más largo, que conlleva un trabajo mucho más complejo, y que culminará con el sellado definitivo del vertedero.
De este modo, y según se establece en la normativa de calidad ambiental, será necesario ir aplicando distintos tipos de tratamientos, para completar todo el proceso.

«Un espejismo». Un sellado y cierre definitivo de este vertedero que los vecinos de estos barrios llevan esperando desde hace años. Y quizás por ello con la apertura del Ecoparque les pareció que los olores se reducían, «un espejismo» apunta ahora uno de los vecinos afectados, Carlos Martín-Fuertes, ya que poco después recuperaron la intensidad de antes.
«No estamos como en los tiempos malos de antaño», reconoce este vecino, «pero desde hace varias semanas han aumentado los olores, sobre todo al atardecer y durante la noche».
Esta circunstancia les había llevado a plantearse que el vertedero podía seguir recibiendo residuos, a pesar de que ya durante la inauguración del Ecoparque se les explicó que ambas infraestructuras se utilizarían en paralelo tan sólo durante un par de meses, y que ya a partir del mes de junio únicamente estaría en funcionamiento la nueva. Asimismo se preguntaban si el problema podría encontrarse en la traída y llevada licencia de actividad, aunque finalmente todo se quedaba en meras conjeturas, al confirmar Ramos que el vertido de residuos en este vaso ha concluido definitivamente, y encontrarse en marcha el proceso previo al sellado.
Los vecinos agradecen el buen trato recibido tanto por el presidente de la Diputación, Arturo García-Tizón, como por el presidente del Consorcio de Servicios Públicos Medioambientales, Jaime Ramos, respecto al Ecoparque, aunque en estos momentos, apuntaba Martín-Fuertes, «echamos de menos algo de información, para saber a qué atenernos».

Celebrar el traslado. Por otra parte, y con motivo del traslado definitivo del vertedero a su nueva ubicación, un objetivo perseguido durante años y que finalmente se ha hecho realidad, se está preparando para finales de este mes de junio una celebración por parte de los vecinos.