Cultura continuará con la restauración de las murallas a finales de año

M.G./Toledo
-
Cultura continuará con la restauración de las murallas a finales de año - Foto: Yolanda Lancha

El Ministerio conoce los daños de la zona próxima al torreón de San Martín, que entrará dentro de los próximos trabajos de rehabilitación

Las murallas de la ciudad vuelven a colocarse como un asunto prioritario en el Ministerio de Educación y Cultura, que tiene previsto iniciar de nuevo obras de rehabilitación, aunque no ha precisado en qué tramo, a finales de año. El proyecto, enmarcado en el Plan Director definido tras un exhaustivo estudio sobre las obras urgentes y las necesidades del recinto amurallado de la ciudad, se encuentra pendiente de asignación presupuestaria, dado que aún no se han aprobado los Presupuestos Generales del Estado. De momento, según confirman fuentes del Ministerio de Cultura, se ha optado por un procedimiento negociado en el que se invitará a varias empresas para que presenten sus ofertas y elegir según los criterios exigidos y la oferta más ventajosa.
Este anuncio llega quince días después del derrumbe que se produjo en parte del lienzo próximo al torreón de San Martín, que obligó a la Policía Local a acordonar la zona para evitar problemas de seguridad. En esos momentos, los técnicos municipales evaluaron el estado de la muralla y el origen del problema, ya que los desprendimientos pudieron deberse a las humedades porque el entorno cercano que rehabilitó Cultura el año pasado presentaba el mismo problema. A continuación, remitieron la información al Ministerio, la administración competente, para que tuviera constancia del episodio y estudiara una posible  y pronta intervención.
Si bien, todo indica que la zona acordonada en las proximidades del Puente de San Martín podría restaurarse dentro de pocos meses si se cumplen con los plazos previstos. En principio, las obras de restauración y conservación de las murallas, que cuentan con un presupuesto de 219.203 euros, se prolongarán durante 2014, pero aún es pronto para conocer si se dilatarán o no muchos meses.
Lo que sí está claro es que el conjunto amurallado de la ciudad, que abarca aproximadamente tres kilómetros y medio, necesitará más intervenciones en los próximos años, según el informe que presentó el arquitecto Pedro Ponce de León a finales de 2011, que recogía seis o siete zonas que precisan labores de restauración. Entre otras, el postigo de Doce Cantos y el cubo cilíndrico situado en las proximidades de las Cortes regionales, ya que presentan una alta degradación.
Por tanto, el Ministerio de Cultura tiene en mente la importancia de las murallas de la ciudad y puede que mantenga un plan de inversiones anual o, al menos, en  varios plazos para mantener este bien patrimonial en buenas condiciones. De momento, el tramo de muralla situado junto al Puente de San Martín ya se ha beneficiado de una intensa rehabilitación, pero la zona en la que se han producido los desprendimientos no entró en esta primera intervención, que se inició en 2011 gracias a unos vecinos que detectaron el mal estado de las murallas y observaron que unos voladizos de ladrillo estaban a punto de caerse. En este caso, el Instituto de Patrimonio Cultural de España (IPCE), que depende del Ministerio de Cultura, intervino de urgencia y comprobó que el mal estado obedecía, en parte, a una acumulación de humedades y en algunos tramos las murallas habían perdido parte del material que aporta cuerpo al lienzo.