Artistas y organizadores de eventos piden aplazar los actos

Lola Morán Fdez.
-

La mayoría de actuaciones programadas estos meses se han cancelado y el sector pide que no se anulen y que si se posponen a 2021, se adelante un porcentaje del pago para poder seguir adelante

Artistas y organizadores de eventos piden aplazar los actos

Artistas y profesionales del sector de la organización de eventos solicitan que no se cancelen los espectáculos y actos programados estos meses y que no pueden celebrarse ahora por la crisis sanitaria del coronavirus, sino que se aplacen para permitir la supervivencia del sector. Además, proponen a las administraciones, principales clientes de este área, que para aquellas actuaciones que se aplacen al próximo año se adelante un pequeño porcentaje del importe a abonar para que quienes se dedican a esta actividad puedan continuar adelante y al menos hacer frente a parte de sus gastos.
Así lo trasladó a este diario Álex Talavera, talaverano director y fundador del grupo ‘Showland’, empresa que gestiona la representación artística y contratación de una serie de artistas que estos días se han quedado sin trabajo por la actual situación sanitaria. Esta agencia de publicidad y eventos, con sede en el polígono Buenavista de Pepino y en Madrid, tiene entre sus funciones principales la representación artística, y desde esa actividad empresarial quiere reivindicar en nombre de las empresas y artistas representados y del sector en general el «desasosiego» que viven «con la incertidumbre de si trabajaremos o no durante el año 2020». 
El sector además estaría ahora en su temporada más fuerte, ya que, como indicó Talavera, es entre abril y octubre cuando se concentra la mayoría de actuaciones. Sin embargo, desde la declaración del estado de alarma el pasado 14 de marzo, han llovido las cancelaciones por parte de las administraciones públicas, prácticamente el 50% de los contratos» de este año, incluso de festejos que se celebrarían a finales de agosto, según dijo.
Artistas y organizadores de eventos piden aplazar los actosArtistas y organizadores de eventos piden aplazar los actos«No se sabe qué pasará entonces, pero hay gente que está aprovechándose de la situación para un supuesto ahorro económico», dijo, recalcando que «no celebrar los eventos no significa un ahorro económico, sino un perjuicio para todos los que componen este gran sector». En él, como recuerdan, se incluyen desde agencias de publicidad a fabricantes, técnicos de sonido e iluminación,  empresas de eventos, montadores, artistas, grupos, orquestas y otra serie de empresas que encuentran en este sector su fuente de ingresos.
En el caso de ‘Showland’, los trabajos directos e indirectos que generan supone más de un millar, entre los empleados de las subcontratas de montaje de sonido e iluminación;orquestas, espectáculos infantiles;y empresas instaladoras de carpas; entre otros.
Este profesional lamentó que, de continuar cancelándose eventos, puede suponer «un desplome completo de las empresas» del sector, y apeló a las instituciones, principales promotoras de este tipo de actos, a actuar en consecuencia «para que no sigan cayendo empresas». En su caso, explicó que se ha acogido a una línea ICOpara poder seguir pagando a sus proveedores.
Además, en el caso de artistas y montadores están fuera del régimen general de trabajadores «y no tienen derecho a ERTE ni a indemnizaciones salariales ni nada» porque «cotizan cada día que trabajan». Por todo, apeló a que desde las instituciones públicas «no cancelen», dado que además consideran que «se pueden hacer eventos» bajo otro formato. «Todas las orquestas se están remodelando y están preparando diversos espectáculos»  para poder continuar su actividad. En concreto, puso como ejemplo la posibilidad de reducir el aforo del espacio del concierto y habilitar sillas para el público con un código QR identificativo;o celebrar una semana cultural en lugar de una verbena.
«Cumpliendo las medidas de seguridad se puede seguir trabajando, pero hay muchos que están diciendo que no y no es justo porque hay muchísima gente detrás», lamentó Talavera, insistiendo en que un aplazamiento, en lugar de una cancelación, «supone que tenemos trabajo seguro». 
Orquesta 'La Factoría'. Entre los afectados está la Orquesta ‘La Factoría’, de Talavera, dirigida por el músico y cantante Helgue Povelsen, quien trasladó la preocupación de su equipo al no tener noticias sobre cuándo podrán volver a trabajar y ante las cancelaciones de actuaciones programadas con anterioridad. «Estamos con mucha preocupación porque no sabemos si vamos a trabajar este verano», reconoció Povelsen, quien dijo que, en su caso, el 90% del trabajo se concentra entre mayo y octubre. «Justo nos ha pillado arrancando la temporada», dijo, para añadir que algunos de los componentes compaginan su actividad en la orquesta con otra profesión pero hay otros que tienen en esta labor su única fuente de ingresos. Estos son los que lo tienen más complicado, algo a lo que se suma el hecho de que los artistas no pueden acogerse a un ERTE, como recordó.
Parte de los componentes de esta orquesta residen en Talavera y otros en Madrid, con lo cual tampoco tienen la opción de ensayar juntos al no estar permitidos los viajes entre provincias. «Son todo complicaciones», lamentó el director de esta orquesta, que cuenta con 12 integrantes sobre el escenario, a los que se suman 6 montadores, y que también se ha acogido a una línea ICO para no retrasar los pagos.
Para este músico, aplazar las actuaciones al año que viene tampoco es la solución, porque «si estamos todo el verano sin trabajar, el desastre económico es brutal para nosotros y para nuestros empleados». En concreto, apuntó que la media que una orquesta puede dejar de facturar esta temporada puede oscilar entre los 500.000 euros y el millón. En su lugar, considera que se podrían retomar estas actuaciones, «con mascarillas y medidas de seguridad» y contando con que empezaran a realizarse a partir del próximo julio.
Para sensibilizar sobre esta situación, desde ‘Showland’ han lanzado en redes sociales un vídeo que se ha vuelto viral  y en el que instan a aplazar los espectáculos en lugar de cancelarlos.