«No tengo sensación de sacrificio, hago lo que me gusta»

R. J. F.
-

La karateca talaverana Sandra Sánchez ofreció una entrevista digital realizada por los alumnos del CRA Río Tajo-José Manuel Oviedo

Sandra Sánchez ha respondido a las preguntas de profesores y alumnos. - Foto: L. T.

La karateca Sandra Sánchez fue la protagonista de la tercera edición de ‘Entrevistas digitales. Hablamos con...’ realizadas por el alumnado del Colegio Rural Agrupado Río Tajo-José Manuel Oviedo. Los estudiantes se interesaron en primer lugar por sus inicios en el karate: «Empecé con cuatro años y me fui enganchando hasta hoy». En cuanto a su entrenamiento diario, declaró que «ahora que estoy preparando unos juegos olímpicos, todo el día está pensando para mi mejor rendimiento»; explicó que «en el tatami, físicamente, entreno unas cinco o seis horas diarias». Pero ahí no acaba su preparación, puesto que una vez que sale del tatami, «tengo que ir al fisio, hacer un entrenamiento de deuda de oxígeno, hago baños de contraste...». Por tanto, «todo el día gira en torno al karate».
Los estudiantes se interesaron también por su trayectoria en competiciones y en este punto puso se relieve que «entré mucho más tarde de lo habitual, al equipo nacional, con 32 años». Pero el lado positivo es que «me sirvió para formarme y ser más consciente de todo lo que tenía que esforzarme para conseguir llegar hasta donde estoy hoy». En este sentido, aseguró que «no tengo la sensación de sacrificio porque estoy haciendo algo que me gusta mucho».
La campeona del mundo de kata femenina no ha tenido nunca «una lesión importante que me impidiera entrenar»; eso sí, «tengo pequeños dolores porque son muchísimas horas de entrenamiento». De todos modos, indicó que «hago muchísimos ejercicios de prevención de lesiones».
Sobre el aplazamiento de los Juegos de Tokio a 2021, entiende que lo más importante en este momento es que «todo esto termine y que todo el mundo esté sano». Antes de que se confirmara que la cita japonesa se posponía, «nos llegaron noticias de que igual se cancelaban y ahí sí estaba muy preocupada». Respiró aliviada con el anuncio de que se retrasaban un año con lo que «tengo más tiempo para llegar mejor preparada».
Los títulos que más le han marcado fueron el primer Europeo en el que compitió y que, además, ganó dado que era su primera convocatoria con el equipo nacional en la cita continental, junto al Campeonato del Mundo en Madrid. Desde hace unos años disfruta de las mieles del éxito, pero el camino no ha sido fácil; recuerda que «hay momentos muy difíciles; estuve intentando durante casi veinte años ganar un campeonato de España y entrar en el equipo nacional».
Una pregunta reivindicativa fue si se valoran igual los logros del deporte femenino y masculino: «Cuesta todavía mucho trabajo que se equipare la importancia del deporte femenino; nos queda aún mucho camino por recorrer». Y en el ámbito académico, ha compaginado karate y estudios con la carrera de Ciencias del Deporte que finalizó y después hizo Enfermería de la que solo le restan las prácticas.