Cuatro ladrones dejan inconsciente a un comerciante de Mora

Redacción
-
El comercio está en los bajos de un bloque de edificios muy próximo al Ayuntamiento. - Foto: La Tribuna

El comerciante, de origen chino, fue trasladado al Hospital Virgen de la Salud donde quedó ingresado en planta en la jornada de ayer. Sus hijos menores fueron amenazados por los ladrones.

El dueño de un comercio de la localidad de Mora fue víctima en la mañana de ayer de un atraco en el que resultó herido tras haber sufrido un fuerte golpe en la cabeza que obligó a su traslado al Hospital Virgen de la Salud de Toledo. A consecuencia de las múltiples contusiones que le dejaron inconsciente, el equipo médico decidió dejarlo ingresado en planta, al menos en la jornada de ayer.
Los hechos ocurrieron poco después de que el comerciante, de origen chino y de 39 años, abriera las puertas de su negocio, entorno a las 9,20 horas, situado en la Plaza Príncipe de Asturias de la localidad toledana, muy próxima al Ayuntamiento.
Al parecer, cuatro individuos que ocultaron sus caras con capuchas y  sus manos con guantes, se adentraron en el establecimiento comercial a cuyo dueño asestaron un golpe en la cabeza que le dejó inconsciente. Se sospecha que los cuatro ladrones, que llegaron a sacar la cinta de videovigilancia para evitar ser reconocidos, contaban con un quinto individuo que pudo estar esperando en un vehículo para proceder a una huida rápida.
Al parecer, los hijos menores del comerciante agredido, con cuya familia reside en un piso encima del comercio, bajaron a la tienda ante la tardanza de su padre para llevarles al cole y se toparon con los ladrones que llegaron a amedrentarles amenazándoles con que si no se callaban les pasaría lo mismo que a su padre.
Esta familia, reconocía el alcalde de Mora tras lamentar los hechos, es muy conocida en el municipio y lleva años integrada en la localidad.
Tras el robo, se desconoce el botín, la Guardia Civil estableció un dispositivo desde el 062 para controlar todos los puntos de entrada y salida de la localidad aunque sin éxito. La investigación de este caso ha quedado en manos del equipo de la Policía Judicial de Orgaz.