ICSA traerá a Toledo 8 paquetes de trabajo e inversiones

J. Monroy
-
ICSA traerá a Toledo 8 paquetes de trabajo e inversiones - Foto: David Pérez

Para el Comité de Empresa, con este compromiso se garantiza el empleo a corto plazo en la factoría, pero hay que continuar negociando para asegurar su continuidad

Las asambleas de trabajadores de ICSA han respaldado la ‘hoja de ruta’ planteada por el Comité de Empresa en respuesta a la propuesta trasladada el pasado 29 de mayo por la dirección de la empresa para atender la exigencia de carga de trabajo y garantía de empleo reclamada por la plantilla y poner fin así a las movilizaciones sostenidas durante abril y mayo, con cuatro jornadas de huelgas incluidas.

A partir de ahora, y a lo largo de todo este año, el Comité mantendrá reuniones periódicas con la dirección de ICSA para hacer un seguimiento de la evolución de la actividad y de empleo en la planta, en función de la carga de trabajo que la empresa se ha comprometido a proveer hasta fin de año.

Los trabajadores emprendieron movilizaciones el 2 de mayo para reclamar que la empresa traiga a Toledo carga de trabajo que tiene externalizada, y evitar así despidos. Incluso se llegaron a desarrollar cuatro exitosas jornadas de huelga. Todo ello viene tras el traslado de un gran paquete de trabajo a la factoría de Airbús en Puerto Real, que afectó a entre 35 y 40 puestos de trabajo. ICSA comunicó entonces a sus trabajadores que iba a hacer un plan industrial para que cuando llegara ese momento, pudieran seguir empleados con otras labores. Sin embargo, no fue así. De ahí el conflicto laboral.

El pasado día 29, la empresa se comprometió a traer de otras factorías en las que tenía la producción subcontratada ocho paquetes de trabajo, de componentes de helicópteros y aviones. En concreto, dos paquetes vienen de Helicopter Francia, otro está recién cogido de Defensa y también se amplían otros paquetes en los que ya se trabajó en Toledo. Al tiempo, también hará dos paquetes de inversión en tecnología de la que aún carece ICSA en Toledo. El presidente del Comité de Empresa, Ángel Carmena, apuntaba que los paquetes no se activarán al mismo tiempo, sino que se irán sucediendo en el tiempo. De esta forma, entiende que el trabajo en la empresa «a corto plazo lo tenemos garantizado».

El futuro. Se ha desactivado el conflicto, por lo tanto. Pero en la misma propuesta se recoge que mes a mes empresa y sindicatos irán observando cómo evoluciona la situación con reuniones mensuales. Simultáneamente, el Comité intensificará los contactos institucionales, empezando por el ayuntamiento de Toledo y el Gobierno de Castilla-La Mancha, para tratar de involucrar a sus responsables en la búsqueda estratégica de encargos y contratos para garantizar el futuro de la factoría toledana a medio y largo.

Carmena apunta que, tras esta lucha, «a corto plazo, esto nos puede servir para caminar, pero en el medio plazo si no se sigue trabajando y viendo posibilidades de traer más labores, volveremos al mismo problema». En definitiva, «ni ha finalizado el conflicto ni se han despejado los nubarrones. Aparcamos las movilizaciones, pero seguimos en lucha por el futuro de ICSA. A partir de ahora, esperamos que con la empresa como aliada; y con la complicidad y el respaldo institucional», señala.