Christian López va a por su noveno Guinness

J. M. Loeches
-
Christian López va a por su noveno Guinness - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

Este viernes, en las escaleras del Miradero de Toledo, el atleta de Cabañas de la Sagra va a intentar completar la subida de 600 peldaños seguidos haciendo malabares

Christian López ya está preparado para abordar un nuevo récord Guinness. El noveno. Será este viernes (10:30 horas) en las escaleras del Miradero deToledo. El atleta cabañil se enfrentará a un reto importante como el de ascender el mayor número de veces en una hora dichas escaleras haciendo malabares. No es nada sencillo, pero lo cierto es que, como casi siempre que se enfrenta a esto, el toledano lo hace muy preparado.
Y es que la organización del Guinness World Records se ha puesto muy pejiguera y le han puesto demasiados condicionantes para poder validar el desafío. Para empezar, Christian no podrá correr sino que tendrá que poner los dos pues en un escalón antes de subir al siguiente. Además, las bajadas las tendrá que realizar sin parar de hacer malabares para que le contabilicen.
Para conseguir este noveno récord Guinness, López tendrá que completar 600 escalones sin que se le caigan los objetos (pelotas convencionales de malabares) con los que irá haciendo malabares. Evidentemente, en cuanto toquen el suelo, el récord no se podrá validar.
El corredor deCabañas de la Sagra ha elegido las escaleras del miradero porque los peldaños tienen la altura mínima de 17 centímetros que le pedía la organización. En el tramo en el que va intentar el récord hay 93 escalones por lo que, en principio, tendrá que subirlo ocho veces para llegar a esos 600 peldaños que se le exigen para inscribir de nuevo su nombre en el Guinness World Records.
Christian López reconoce que está entrenando «muy bien» esta modalidad a pesar de que tiene varios frentes abiertos, ya que su deseo es realizar más récords en los próximos meses, entre ellos los que quiere abordar en la localidad de Torrijos, aprovechando su título de Villa Europea del Deporte. En las últimas semanas ha sido capaz de llegar a los 1.500 escalones seguidos, que le han llevado un poco más de una hora de tiempo en completarlo. Todo hace indicar que el reto podría durar más de media hora si se tiene en cuenta que en este caso irá a asegurar para no perder la opción de récord.
Hay que recordar que todo empezó el 18 de noviembre de 2017, cuando Christian López se enfrentó al mayor número de subidas a uno de los torreones del Alcázar de Toledo. Ahí estableció su primer récord Guinnes, con 41 subidas. El 9 de agosto de 2018 intentó su segundo récord y también lo consiguió. Esta vez escogió la pista de la Escuela de Gimnasia, también en la capital, para intentar completar en el menor tiempo posible 400 metros corriendo hacia atrás (retrorunning). Lo logró gracias a un tiempo de 1 minuto y 10 segundos, cuatro segundos menos que el anterior registrado.
Afinales de marzo del presente año se atrevió con tres consecutivos en la Casa de la Cultura de su municipio, de Cabañas de la Sagra, donde se anotó también los récords de toques con el lateral de una pala de tenis de mesa (3 minutos y 21 segundos), el de mayor número de sentadillas en tres minutos (232) y el de mayor tiempo manteniendo el equilibrio con un palo sobre la nariz (1 y 30 minutos). Cuatro días después, en director en el programa ‘Ancha es Castilla-La Mancha’ de la televisión regional se atrevió con el de mayor número de sentadillas con salto en un minuto (75). Finalmente, el viernes 3 de mayo se apoderó de los récords de 50 metros (12.05 segundos) y 100 metros (24.20) a la pata coja hacia atrás.