IU compartirá gobierno con PP en Añover de Tajo

Redacción
-

El hasta ahora alcalde, Alberto Rodríguez Parra, retiene el bastón de mando pese a que el PSOE fue la fuerza más votada. El PP tendrá la tenencia de Alcaldía.

IU compartirá gobierno con PP en Añover de Tajo

Alberto Rodríguez Parra, IU, tomó nuevamente posesión del bastón de mando del Ayuntamiento de Añover de Tajo en un gobierno que compartirá con el Partido Popular, después de que las negociaciones con el PSOE -a quienes incluso ofrecieron dividir en proporción a los votos los años de gobierno- no fructificaran de ninguna forma.  Rodríguez Parra afronta así una nueva legislatura de la mano de los ‘populares’ a los que en esta ocasión les integrará en el equipo con un teniente de alcalde.
En su discurso, el alcalde se centró en agradecer los apoyos recibidos por parte de los votantes y también los que han permitido poder llegar a un acuerdo de gobernabilidad. Rodríguez Parra también felicitó a los nuevos integrantes de la Corporación de Añover de Tajo y agradeció el trabajo de estos cuatro años tanto a los que se quedan como a los que ya no repetirán como concejales.
Y dadas las características de este Ayuntamiento en el que el PSOE resultó la lista más votada con 6 concejales, IU después con 4 concejales y finalmente el PPcon 3, el alcalde sí pidió unidad y un esfuerzo por ir en la misma dirección en defensa de los intereses de los vecinos en asuntos trascendentales como infraestructuras o servicios. Confía en que las ‘decisiones políticas’ se queden para asuntos menores que tendrán su correspondiente debate en los plenos donde las argumentaciones de unos y otros harán decantar la balanza hacia uno u otro lado.
El PSOE se ha negado a cualquier opción de negociación con IU que ofreció iniciar la legislatura  gobernando para «que, fruto de nuestra experiencia, nos acompañaran y poder terminar lo que ya estaba iniciado» de modo que a mitad de legislatura, o incluso antes, se traspasaran los poderes a los socialistas. Incluso llegaron desde IUa proponer un acuerdo de concentración repartiendo el gobierno en proporción a los votos de modo que todos tuvieran responsabilidad, una propuesta que tampoco cuajó.