La obra del templo de San Juan de Ávila se iniciará en 2020

Lola Morán Fdez.
-

El edificio contará con 1.700 metros cuadrados y se dividirá en tres zonas: el templo con planta de cruz; despachos parroquiales y una capilla de uso diario; y aulas y salón de actos

La obra del templo de San Juan de Ávila se iniciará en 2020

El nuevo templo parroquial de San Juan de Ávila será un edificio funcional dividido en tres zonas repartidas en una única planta de 1.700 metros cuadrados con forma de cruz, con fachada de ladrillo toledano con estética del románico y mudéjar y cuya construcción está prevista que se inicie en 2020. El vicario episcopal de Talavera, Felipe García Díaz-Guerra; el párroco de San Juan de Ávila, Luis Mariano Gómez Alonso; y el arquitecto encargado del proyecto básico y de ejecución, Marcos Arnanz Ayuso; han presentado hoy en rueda de prensa el proyecto básico para la construcción del nuevo templo que sustituirá a la conocida como ‘iglesia redonda’ tras su derrumbe el 10 de octubre de 2016.
Como ha recordado García, este incidente, que se produjo de madrugada sin causar daños personales aunque ocasionó cuantiosos daños materiales, obligó al derribo en su totalidad del antiguo templo parroquial, creado en 1976, por «riesgo de derrumbe».
El vicario ha destacado que desde ese mismo día «no se ha parado de trabajar» desde la diócesis de Toledo y desde la propia parroquia «para ir dando pasos conducentes a proporcionar un futuro a esta parroquia», con la construcción de «un nuevo templo y de unas instalaciones parroquiales».
La obra del templo de San Juan de Ávila se iniciará en 2020La obra del templo de San Juan de Ávila se iniciará en 2020El vicario ha recalcado que los recursos de la diócesis son «muy limitados» por lo que para acometer un  proyecto de esta envergadura se precisa financiación, que procederá tanto del Arzobispado de Toledo como de la propia parroquia.
Para el proyecto se ha seleccionado la propuesta presentada por el arquitecto talaverano Marcos Arnanz, quien ha redactado el proyecto básico y trabaja ya en el de ejecución. Como ha señalado García, «se le ha dejado bastante libertad creativa a partir de esas necesidades que desde el punto de vista pastoral requiere una parroquia como la de San Juan de Ávila».
Este proyecto contempla la construcción de una iglesia «funcional, versátil y que se puedan optimizar todos sus espacios al máximo y de forma simultánea», según ha detallado Arnanz, además de mejorar la eficiencia energética.
El futuro edificio estará dividido en tres zonas. La primera de ellas corresponde al templo, con capacidad para 400 personas sentadas y cuya entrada principal estará en la plaza de la Hispanidad. Como ya avanzó este diario, contará con planta en forma de cruz para aprovechar mejor el espacio y mejorar la acústica. Como ya adelantó La Tribuna, la futura iglesia será la primera de la diócesis de Toledo en contar con un columbario para las cenizas de los difuntos, que se ubicará en la cripta que habrá bajo el presbiterio, según ha precisado el arquitecto, y que será accesible desde el exterior. El templo contará además con un retablo que pertenecía a la iglesia de Santa Catalina de Talavera.
Una segunda zona es la zona de despachos parroquiales y una capilla de uso diario que permanecerá abierta para los fieles con acceso por la calle Mariano Ortega. En cuanto a la tercera zona, en ella se ubicarán nueve aulas y otro salón mayor con un tabique móvil para ampliar su capacidad destinado a actos con mayor afluencia de público. 
Estas tres zonas estarán articuladas mediante un patio a modo de claustro, que estará dedicado a la Virgen María. Contará además con zonas ajardinadas.
Permiso del Ayuntamiento. La pasada semana se aprobó ya por parte del Ayuntamiento de Talavera en Junta de Gobierno Local el proyecto básico, a partir del cual se redacta ya el de ejecución con vistas a la posterior adjudicación de las obras a una empresa constructora. El inicio de las obras estará supeditado a contar con la financiación precisa para acometer el proyecto, aún sin cuantificar, como tampoco están determinados los plazos de ejecución.
Sin embargo, la intención es que pueda estar redactado y adjudicado el proyecto este año y que la construcción pueda iniciarse en 2020, según ha indicado el vicario episcopal. Para ello, habrá una parte de colaboración económica del propio Arzobispado de Toledo y otra de la misma comunidad. Así, «la financiación vendrá avalada por el Arzobispado, que tendrá que pedir un crédito, y que el pago del mismo se hará con la colaboración de los fieles», según ha explicado García.
Sobre este punto, el párroco ha recordado que se han llevado a cabo ya diferentes actos benéficos a los que se sumarán ahora otra serie de iniciativas. Entre ellas, ha avanzado su intención de remitir cartas a los fieles para que puedan contribuir con cuotas mensuales, trimestrales o anuales, además de partidos de fútbol solidarios, torneos de golf, representaciones teatrales e incluso una corrida de toros.?
Como ha recordado el párroco, durante estos tres años han estado instalados en unos barracones dentro del solar donde estuvo ubicada la iglesia, mientras la catequesis se ha impartido en aulas del colegio Antonio Machado. Si bien están «contentos» por poder continuar con la actividad pastoral, están «deseosos» de poder poner la primera piedra del nuevo templo.