Piden test para los trabajadores y ancianos de Barber

F. J. R.
-

Un grupo de familiares de residentes ha remitido cartas a la Junta solicitando la realización de pruebas para conocer si hay casos de positivos en el centro y poder tomar medidas

Piden test para los trabajadores y ancianos de Barber - Foto: Yolanda Lancha

Familiares de internos en la residencia para personas mayores Barber de Toledo llevan días solicitando a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha la realización de test de detección del coronavirus en el centro. Consideran la medida como más que necesaria, toda vez que se trata de un centro en el que, hasta el 29 de abril, no se había reportado ningún caso de covid-19. Los familiares de los residentes consideran que los primeros en ser sometidos a las pruebas de detección del virus deberían ser los propios trabajadores del centro, ya que son ellos los que tienen contacto directo con los ancianos, que en su mayor parte están aislados en sus habitaciones debido a sus problemas de movilidad.
María del Pilar Alba, que tiene a su hermana de 76 años interna en la residencia, reconoce la «gran labor» desarrollada hasta la fecha en el centro de mayores, que desde un primer momento acertó a aplicar medidas de contención y aislamiento que sin duda han servido para salvar vidas.
Con todo, de cara a evitar situaciones como se han producido en otras residencias de la comunidad, con la muerte de muchos internos, muchos de los familiares de la Residencia Barber consideran básica la realización de los test para descartar posibles y desagradables sorpresas.
En los últimos días se han puesto en contacto con la dirección del centro, con la Consejería de Bienestar Social, y el responsable de la asistencia a mayores en la región, así como una carta remitida al propio presidente de la comunidad, Emiliano García-Page. Todas las respuestas han coincidido en que «las pruebas de detección se realizan siguiendo estrictamente los criterios establecidos por la autoridad sanitaria», algo que de momento les deja fuera de los test.
«Reconocemos la gran labor profesional de los trabajadores de la residencia en la lucha contra la pandemia, pero a este gran trabajo se debería sumar la realización de test al personal y a los residentes para que Barber no se convierta en una residencia más de Castilla-La Mancha que sume sus difuntos a la larga lista que llevamos», añade María del Pilar, esperando que su petición llegue a buen puerto.