Alameda, contra las ocupaciones con cortes de agua y de luz

J.M.
-

El Ayuntamiento ha expulsado a unas 15 familias que vivían ilegalmente y continuará con medidas para disuadir a los ocupas. Para ello, pide también la colaboración de los vecinos

Alameda, contra las ocupaciones con cortes de agua y de luz - Foto: Yolanda Redondo

Las ocupaciones de viviendas constituyen un fenómeno ilegal corriente en los municipios de la comarca de la Sagra, los cuales intentan corregir estas prácticas asociadas con la inseguridad de una u otra forma. El Ayuntamiento de Alameda de la Sagra se ha tomado muy en serio controlar este problema y ha procedido al corte de los servicios de la luz y el agua en esas viviendas, con la colaboración de las empresas administradoras. En total, el alcalde, Rafael Martín, calcula que han expulsado mediante esta vía a unas 15 familias de las casas, pero quiere mantener la presión para evitar nuevas ocupaciones.
De esta manera, la Policía Local pidió el pasado día 7 la colaboración de los vecinos para prevenir la ocupación de más viviendas y denunciar en el momento cualquier allanamiento de una casa vacía. «Es primordial que se actúe con celeridad y sabiendo, de antemano, cuales son nuestras premisas para garantizar la consecución de nuestro objetivo: evitar la ocupación», publicaba el Consistorio en las redes sociales. Y apostillaba: «La búsqueda de orden, sosiego y efectividad en la necesaria convivencia armoniosa que se requiere entre todos los vecinos de un municipio no se opone a la defensa de una idea e intención práctica de suministrar humanidad solidaria y empática hacia aquellos que lo necesitan; porque los Servicios Sociales y el Ayuntamiento en Pleno, junto a todos los profesionales y servicios municipales, estamos dispuestos a escuchar y ayudar siempre desde la sinceridad, humildad y legalidad».
El Ayuntamiento de este municipios de unos 3.500 empadronados, esperaba desde noviembre el corte de luz y agua simultánea en un bloque de edificios ocupado parcialmente y en chalés de las calles Villaseca y Greco. Finalmente, tras la reunión de la Junta Local de Seguridad, la decisión se ejecutó el pasado 7 de mayo con una intervención en unas 15 viviendas. La Guardia Civil y la Policía Local de este municipio, con un único agente, y de otras poblaciones dieron protección a los empleados de las empresas abastecedoras de agua y luz para acabar con los enganches ilegales.
«Hay menos viviendas ocupadas ahora que hace un mes», afirma el alcalde de Alameda de la Sagra, quien subraya que han persuadido ahora a otra familia para que abandone otra vivienda ocupada en la que vivían desde hace unos cuatro años.
«Hemos abierto el melón. No queremos que los problemas persistan», apunta el regidor sagreño sobre este fenómeno que afecta a toda la comarca. En este sentido, subraya que las medidas «han dado mejor resultado de lo esperado» porque no esperaba que «se fuera a ir tanta gente». Vecinos que en algunos casos generaban cierta inseguridad, por ejemplo, porque se movían con automóviles sin seguro, ni la Inspección Técnica de Vehículos, ni carné de conducir.
El mensaje de la Policía Local de advertencia a los vecinos se debe a que los ocupas han rastreado el pueblo para encontrar otras viviendas alternativas donde continuar residiendo ilegalmente. Respecto a los que pretenden quedarse en los inmuebles con cortes de agua y luz, se les advierte de que al tercer reenganche el asunto acabará en los tribunales por un delito de defraudación eléctrica.
«Seguiremos actuando. Si me quedo sin ocupas estaré contento, pero se irán a otra población», indica el alcalde de Alameda de la Sagra. Precisamente, durante el mes de mayo, la Policía Local de El Viso de San Juan y Cedillo del Condado detectó un incremento del número de ocupaciones de viviendas en estas dos poblaciones.