Cazador cazado: ¿Robert Capa fotografiado en Toledo?

F. J. R.
-

Eduardo Sánchez Butragueño, autor del blog 'Toledo Olvidado', encuentra una foto en la que una personas idéntica al mítico fotógrafo se encuentra retratado junto a un grupo de milicianos

Cazador cazado: ¿Robert Capa fotografiado en Toledo? - Foto: Cedida por el blog Toledo Olvidado

Serendipia. Muchos dirán que se trata de un puro descubrimiento afortunado, casual e inesperado, y por todo ello más valioso si cabe. Otros negarán la mayor y dirán que se trata de una interpretación arriesgada, pero lo cierto es que estamos ante el efecto reflejo de un ojo entrenado en ver más allá de una simple foto. El blog ‘Toledo Olvidado’ ha vuelto a sorprender este pasado fin de semana a sus seguidores con un hallazgo que le refrenda como el referente de la historia fotográfica de la ciudad.
Esta vez, el último descubrimiento de su autor, el académico y director de las Real Fundación Toledo, Eduardo Sánchez Butragueño, está relacionado con todo un mito de la fotografía del siglo XX.
Se trata ni más ni menos que del húngaro Endre Ern? Friedmann, que junto con su compañera sentimental Gerda Pohorylle -conocida como Gerda Taro- formaron a comienzos del pasado siglo una pareja de reporteros que trabajó en la Guerra Civil Española bajo el nombre conjunto de Robert Capa; aunque desgraciadamente esa denominación siempre se asocie al varón del grupo.

La presencia de Robert Capa en Toledo está documentada. De eso no hay duda alguna. La pareja de fotógrafos estuvo inmortalizando el asedio del Alcázar durante el verano de 1936. Existen fotos, como la del niño miliciano entre los escombros de Zocodover, que son un icono y una prueba de su trabajo. Además, en los últimos años, el trabajo de investigadores como Carlos Vega, con su blog ‘Toledo GCE’, ha permitido dar a conocer otras fotografías que en un principio se situaban en Barcelona y que a la postre han quedado demostradas que se trataba de la toledana Cuesta de la Armas.
Ampliación de la foto original.Ampliación de la foto original. - Foto: Cedida por el blog Toledo OlvidadoCon todo, lo que no había aparecido hasta la fecha es ninguna instantánea de Robert Capa o Gerda Taro que los dejara inmortalizados en Toledo. Hasta la fecha.
Este pasado fin de semana, Sánchez Butragueño sorprendía en las redes sociales pidiendo colaboración para certificar si en una foto que recientemente había adquirido en un número de 1971 de la revista ‘Actualidad Española’ se podía haber cazado al cazador, al mismísimo Robert Capa.
La instantánea no está firmada. Se desconoce su autor y el archivo del que fue tomada para su publicación 35 años después de ser tomada. Además, es difícil de ampliar, al no trabajar sobre el original, pero en ella se puede distinguir el interior del Hotel Castilla. Un grupo de milicianos permanece atrincherados, con sus rifles apuntando o en posición de disparo, una estampa muy repetida en la Guerra Civil y casi siempre posada.
Robert Capa.Robert Capa. - Foto: Cedida por el blog Toledo OlvidadoAl fondo de ese grupo de hombres se ve a otra persona, envuelta un poco en sombras. No se sabe si apunta un arma o una cámara, aunque por tamaño bien podría ser lo segundo, pero lo que de él más destaca es su pelo desaliñado y sus frondosas y picudas cejas.
“Adquirí la revista y, por falta de tiempo, comencé a ojearla en la cama. No sé si por casualidad, o por duermevela, pero lo cierto es que cuando vi ese pelo se me encendieron las alarmas. Tenía un pelo muy característico y analizando con detalle se me parecía a Robert Capa”, explica Sánchez Butragueño, que rápidamente buscó otros sentires en las redes sociales. “Lo bonito de la investigación es que otros opinen”, señala tras recibir una inmensa mayoría de ‘síes’, algún ‘pudiera ser’ y ningún ‘no’ rotundo.
“La forma de la frente, los ángulos… todo apunta a que es él”, analiza el autor del descubrimiento, que tiene ese triunfo moral del reconocimiento sin poder tener nunca la certeza de su hallazgo.
Con todo, su investigación no ha terminado aquí. Si ese desaliñado hombre es en verdad Robert Capa, ¿quién hizo entonces la foto? ¿Es acaso de la genial Gerda Taro? La verdad espera y solo falta el último empujón, casual o trabajado, de un investigador avezado.