Tolón tacha el trasvase de «menosprecio» del Ejecutivo hacia la región

EP
-
El río Tajo esta semana a su paso por la capital regional. - Foto: Javier Pozo

La alcaldesa de Toledo manifiesta que antes de autorizar un nuevo trasvase «deberían ver en qué estado lamentable está el Tajo»

La alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, ha asegurado que quienes ayer ordenaron la realización de un nuevo trasvase de 15 hectómetros cúbicos desde la cabecera del Tajo al Segura deberían haberse dado antes una vuelta por Toledo «para ver en qué lamentable estado discurren sus aguas y preguntar a sus vecinos qué opinan de ello».
Así ha reaccionado la alcaldesa de la capital regional ante la publicación en el Boletín Oficial del Estado de una nueva derivación de aguas del Tajo en pleno mes de agosto, «cuando a todos los españoles han podido ver a través de los medios de comunicación el estado precario en que se encuentran los embalses de Entrepeñas y Buendía», informaba el Consistorio en nota de prensa.
A juicio de Tolón, la decisión del Gobierno es un «menosprecio al sentimiento general de los hombres y mujeres de nuestra región, que en los últimos días se están pronunciando, a través de diferentes colectivos, pidiendo el fin del trasvase y de que se tengan en cuenta razonables límites de reserva bajo los cuales no se pueden derivar aguas desde la cabecera del río al Levante».
«Para los toledanos el Tajo es el gran símbolo de nuestra ciudad. Siempre ha existido en nuestra capital un sentimiento tristeza por la pérdida de sus caudales y calidad de sus aguas a raíz de la entrada en vigor del trasvase. Esa sensación se agrava en años como éste, cuando la sequía deja más patentes las carencias de nuestro río», ha aseverado.
 Aún teniendo bien presentes los principios de la solidaridad interterritorial y de que el agua es un bien de todos, Tolón estima que la adopción de medidas como ésta deberían contar con el máximo consenso y acuerdo institucional y político. Por ello muestra su apoyo a las acciones que desde el Gobierno de Castilla-La Mancha se están adoptando para defender los derechos regionales.