UDAT debe irse a entrenar al 'exilio'

Raquel Jiménez
-

Ante el cierre de la Pista de Atletismo por las obras, los atletas federados del club talaverano se marchan a Toledo o a Navalmoral a preparar sus próximas competiciones

La Pista de Atletismo tras el festival antes de que comenzaran las labores de limpieza. - Foto: L. T.

La Pista de Atletismo está cerrada por las próximas obras, con lo que los atletas federados de UDAT, que tienen aún que afrontar importantes competiciones, se tienen ir a entrenar a Toledo o a Navalmoral porque “deben preparar campeonatos nacionales y regionales», como asegura a este diario uno de los vicepresidentes del club, Andrés Vega. Y es que precisa que «el problema no es solo de los que hacen fondo o medio fondo, que es lo que cree la gente, sino que hay muchos atletas clasificados para el Campeonato de España de salto con pértiga, de altura o de longitud, o de lanzamiento de jabalina, y esas pruebas, obviamente, solo se pueden entrenar en una pista de atletismo».
Y pasó el festival musical por la Pista y «con lo mal que estaba, el destrozo ha sido aún mayor». Un club que lleva una semana sin poder hacer uso de esta instalación y de ello tuvo conocimiento a última hora por parte del Ayuntamiento, así como que el comienzo de las obras sería tras este acontecimiento musical; y eso que «durante meses y semanas anteriores estuvimos preguntando por el inicio de la obra y nos decían que sería probablemente en el mes de junio, pero no nos daban una fecha concreta». Ante estas respuestas vagas, en UDAT pensaron que los trabajos en la Pista se demorarían hasta «finales de junio, con lo que íbamos a poder terminar la temporada en las fechas habituales de otros años». Pero nada de eso porque «la sorpresa nos llegó una semana antes del festival, cuando nos avisaron dos días antes de que no podíamos utilizar la Pista». En principio, el inicio de los trabajos «será, según nos comentan, la semana que viene o no sabemos si se alargará un poco más»; las obras se prolongarán de mes y medio a dos meses.
Y dada la premura del aviso, desde el club se tuvieron que apresurar para «solucionar las nóminas de los entrenadores, avisar a todo el mundo de que se acababa la Escuela y realizar la fiesta de fin de temporada con la tradicional foto de familia». Todo ello «con prisa y mal hecho». En cuanto al festejo antes aludido, no se pudo llevar a cabo, como es tradición, en la Pista, sino que «tuvimos que pedir permiso para hacerlo en un paseo que hay entre la Pista y el campo de fútbol». En definitiva «tuvimos que salvar el día como pudimos y como nos dejaron». En la Escuela hay unos 240 atletas menores de 18 años, a lo que se añaden los federados y los socios simpatizantes, con lo que UDAT es una familia de 330 integrantes.
Como es lógico, en el club «hay mucha gente indignada con esta situación»; aunque Vega asegura que «como la Pista no estaba homologada y tenía que hacerse la obra, tampoco hemos puesto mucho el grito en el cielo». Ahora bien, otra historia será el próximo año con los trabajos terminados y la instalación homologada para la celebración de competiciones federadas, con lo que «no podemos permitir que se carguen de nuevo la Pista con la inversión que van a hacer», en alusión a que el festival vuelva a celebrarse en esta ubicación atlética.
El vicepresidente de UDAT quiere dejar claro que «el festival ha sido un éxito, estamos encantados de que se celebre en Talavera, le deseamos mucha suerte y que venga mucha gente de fuera». Pero ahora bien, «no se puede hacer en una instalación deportiva, ya sea pista de atletismo, campo de fútbol o velódromo, sino en un lugar acondicionado para ello y que no entorpezca las labores del deporte».
Pero no solo los atletas del club talaverano se ha visto perjudicado, sino también todos los usuarios de la Pista y todos ellos pagan por el uso de la instalación. Esta cifra supera los 2.000 euros al año en el caso de UDAT.