Gran éxito musical en la Catedral

A.D.M.
-

La Misa de la Visitación de Javier Moreno Abad y Jesús Alberto Luna puso la guinda al fin de curso pastoral organizado por el Arzobispado. Previamente se celebró una procesión de casi un centenar de corporaciones religiosas desde los Jesuitas

Gran éxito musical en la Catedral - Foto: Yolanda Lancha

La Catedral de Toledo, punto de encuentro de las miles de personas procedentes de toda la archidiócesis que participaron ayer en la jornada de fin de curso pastoral, registró ayer uno de los aforos más importantes de los últimos años. La actividad comenzó en los alrededores del Templo Primado poco antes de las 18,00 horas, cuando llegó hasta allí la procesión que desde la iglesia de los Jesuitas (Santuario de los Sagrados Corazones) vino precedida por las imágenes del Sagrado Corazón de Jesús y el Corazón de María. En ella tomaron parte cerca de un centenar de hermandades, cofradías, movimientos, parroquias y otras corporaciones religiosas de la ciudad y del resto de la provincia, 
Fue a partir de las 18,30, sin embargo, con la celebración de la Misa de la Visitación de Nuestra Señora, presidida desde el interior de la Puerta de los Leones por el arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez Plaza, cuando tuvo lugar el encuentro más multitudinario. La Capilla Diocesana de Toledo, con acompañamiento musical y un refuerzo de voces constituido por distintos coros parroquiales de la archidiócesis, bajo la dirección de Rafael Javier Moreno Abad, comenzó la ejecución de la pieza compuesta por este último y por Jesús Alberto Luna. 
Expresamente concebida para este momento, la Misa de la Visitación de Nuestra Señora está formada por nueve movimientos: ‘Aclamad a Dios toda la tierra’ (canto de entrada), ‘Señor, ten piedad’, ‘Gloria’, ‘Aleluya’, ‘En el seno de María’ (canto de ofertorio), ‘Santo’, ‘Amén’ (aclamación a la doxología, es decir, la alabanza a Dios), ‘Cordero de Dios’ y ‘Magnificat’ (canto de comunión). 
Aprovechando que ayer tenía lugar también la renovación de la Consagración al Corazón de Jesús, el conjunto interpretó como canto final la pieza ‘Cor Christi, fons vitae’, así como el salmo ‘Grande es en medio de ti el Santo de Israel’.
Fueron asimismo testigos del impresionante encuentro musical muchos participantes en el Encuentro Diocesano de Laicos, celebrado en el Seminario Mayor, y en la Jornada Diocesana de Jóvenes, en el Colegio de Infantes. La plaza del Ayuntamiento, además, acogió un pequeño festival con el que el Arzobispado puso fin al curso pastoral 2018-2019.