La Plataforma pide al Consistorio que acate la sentencia y no gire este año los recibos de IBI como urbanos

i. g. villota | TOLEDO
-

igarciaciavillota@diariolatribuna.com

«Estamos muy contentos». Con estas palabras expresaba el abogado de la Plataforma de afectados por el IBI de Toledo, Rafael Ariño, la satisfacción por la sentencia del Tribunal Supremo que declara nulo definitivamente el POM de la capital regional. Ariño recuerda que es un fallo «firme» y resta importancia al recurso elevado al Constitucional por el Ayuntamiento de García-Page.  No en vano, el letrado sostiene que se trata de dos vías jurídicas distintas. Una sentencia que adjuntará a cada uno de los procesos judiciales que tienen abiertos los propietarios del suelo urbanizable por el cobro del IBI en Toledo durante los últimos seis años. «Han cobrado indebidamente porque los terrenos son rústicos. El POM es nulo», apunta.
Y es que, Ariño insiste en el matiz entre anulación y nulidad. «El Supremo no ha dictado que el POM queda anulado a partir de ahora, sino que ratifica que es nulo. La nulidad es de inicio. Por lo tanto, los terrenos no son urbanos, sino que son rústicos, lo han sido desde 2007, y los recibos del IBI se deben girar como tal».
Motivo por el que la Plataforma pide al Consistorio que acate la sentencia y en 2014 no emita los recibos como urbanos. «El suelo no es urbano y el Ayuntamiento lo sabe. Si cobra indebidamente sabiéndolo...», insiste el letrado.
Por tanto, el colectivo rechaza la decisión municipal de eludir la sentencia. En  cualquier caso, anuncia que los propietarios pagarán («si podemos») para evitar embargos de pensiones, nóminas y terrenos, pero continuarán  con el proceso judicial.