Villamiel, modelo para el gobierno de China

J.M.
-
Villamiel, modelo para el gobierno de China

Una delegación de una empresa estatal del país asiático ha visitado la localidad para examinar la potabilizadora porque han incorporado un sistema similar

Villamiel apenas alcanza los 900 empadronados, pero ha llamado la atención de una empresa estatal china, un país con más de 1.300 millones de habitantes y cuya capital se encuentra a más de 9.000 kilómetros de distancia. Una delegación de la Agencia Estatal del Agua y la Energía de China (Cecep) recorrió el pasado día 20 el municipio de la comarca de Torrijos interesada en la potabilizadora pública. Se trató de una incorporación que fue pionera en los municipios de España hace una década y ahora ha adoptado la nación asiática el curioso sistema de limpieza del abastecimiento.
Así lo explicó en palabras a este diario el alcalde de Villamiel, Fernando Jiménez, en referencia a la visita de los representantes de Cecep al municipio hace una semana. Esta empresa asiática dependiente del gobierno chino está utilizando la misma tecnología que la localidad para la depuración del servicio del agua, basada en el sistema de ‘King Diamond’, una empresa española pionera en depuración. Años atrás, una delegación de este mismo organismo asiático recorrió también el municipio para recabar información antes de la incorporación definitiva de la tecnología.
«Vino la avanzadilla», bromea el alcalde sobre esa primera visita que contribuyó para que la empresa se decantara por la implantación de la tecnología española, fundamentada en la utilización de arena procedente del fondo de mar de Noruega. Este material natural es cambiado cada 20 años, por lo que en Villamiel están a la mitad de su ciclo. «Son unos filtros como los de una piscina», explica el regidor, muy satisfecho con el resultado de esta potabilizadora que funciona desde el año 2008. Y apostilla, a continuación, sobre este servicio municipalizado: «Requiere un mantenimiento mínimo».
En este sentido, la empresa china ha incorporado ya el mismo sistema de Villamiel, que fue una solución para corregir los problemas del exceso de arsénico en el suministro público, como ocurría también en otros municipios de la zona que prefirieron otra solución con la captación de agua del embalse de Picadas.
ampliación potabilizadora. Villamiel fue la primera localidad de España que utilizó este sistema porque hasta entonces sólo había recurrido a él una pequeña urbanización cercana a Barcelona. El Ayuntamiento decidió posteriormente una ampliación de la potabilizadora con este mismo sistema de ‘King Diamond’.
Según la página de internet de ‘King Diamond’, el funcionamiento es el siguiente: al agua con arsénico y otros metales, se le corrige el ph, que normalmente se encuentra en valores básicos, y se le añade ácido clorhídrico. Como fuente de alimentación, añaden una sal de hierro en muy pequeña proporción, tras la cual el agua pasa a un reactor biológico que se encuentra relleno de un material soporte que actúa como elemento de fijación para los microorganismos, de absorción de los compuestos a eliminar y de filtración física.
La visita sirvió también para que la delegación china conociera parte del munipio de Villamiel, ubicado a unos 20 kilómetros de Toledo. Por ello, el alcalde del municipio de la comarca de Torrijos enseñó a los representantes la iglesia y el centro social, donde pudieron ver una sesión de la gimnasia de mayores.
De esta manera, la incorporación de la infraestructura ha traído aparejado un curioso vínculo con China alimentado hace una semana.