El valor de la diferenciación y gestión de la marca

C.M
-
Pedro A. Morejón, Fernando Lavilla y Ángel Ortega participaron en la tertulia ‘Internacionalización, claves del éxito’. - Foto: Víctor Ballesteros

La Tertulia Business Agro sobre internacionalización analizó los desafíos a los que debe hacer frente un sector productivo que debe seguir apostando por «elementos diferentes al precio»

Con el objetivo de abordar las claves del éxito de la internacionalización, el encuentro contó con la presencia, entre otros, del director territorial de Comercio en la región del ICEX; del director del Instituto de Promoción Exterior de Castilla-La Mancha; y del gerente del Consejo Regulador de DO La Mancha, expertos en cada uno de los ámbitos de acción requeridos para fortalecer el sector agroalimentario en el exterior.
Y puesto que con la crisis hemos aprendido que «en el futuro no tendremos momentos de tranquilidad», apreció Pedro A. Morejón que el éxito radica «en la capacidad de las empresas de moverse» para lograr «el reconocimiento del mercado de tu nombre, de tu marca». Todo eso en una comunidad autónoma con algunas «producciones paradigmática, muy diluidas a modo de graneles o productos de gama blanca». Singularidad que, «hay que gestionarla bien porque el cliente siempre piensa en lo que paga» y, aseveró el director territorial del ICEX, «en algo que nos da confianza, y eso vale tanto o más que el producto en sí».
En este misma línea se pronunció Fernando Laviña al aludir a la necesidad de «orientar a la diferenciación y la gestión de una marca» porque la experiencia suscribe que «una de las formas de ganar exportación y ventas en los mercados internacionales se apoya en elementos diferentes del precio». De hecho, cuando la ganancia de cuota de las empresas es sostenible «significa que hay que poner argumentos distintos del precio» y, desde el Instituto de Promoción Exterior instan a «generar todo lo que tiene que ver con fuentes de ventaja competitiva basada en al forma de crear valor».
Porque «la marca es uno de los pilares que permite diferenciar la oferta y acercarnos con argumentos más fácilmente defendibles» por ser un «elemento que es una barrera de entrada a la competencia, que te vincula con el consumidor, y que es un instrumento para crear alianzas comerciales con los canales de distribución», estrategias de venta de gran importancia.
Así, y confirmando que el proceso de generar ventaja competitiva se centra en «la diferenciación, en la marca» porque esta intervención «se va instaurando en el ADN de las empresas exportadoras», apostó por «seguir trabajando para que las empresas se conciencien de la importancia «de la marca para seguir siendo competitivas en los mercados internacionales».
Por su parte, el gerente del Consejo Regulador de DO La Mancha analizó su sector indicando que el reto en la región pasa por «reforzar las estructuras comerciales» porque pese a su gran tamaño y al esfuerzo realizado en «renovar el campo y las bodegas las estructuras son más débiles y la promoción se contempla difícil». Por ello, y ya que la región experta «en torno al 40% de lo que embotella, sobre 35 y 40 millones de botellas» sobre todo a China, Alemania, Holanda, Estados Unidos y Rusia , Ángel Ortega enfocó la tarea -«el reto de la calidad está conseguido-, en «dar a conocer nuestro producto» concienciando al ámbito empresarial de «la necesidad de la promoción y la potenciación de la estructura comercial» dos líneas, valoró, que deben ser eje de actuación básico que «identifique el producto con la tierra».