Velatorios con hasta 15 personas y mascarilla obligatoria

C.M
-

La comitiva para la despedida de la persona fallecida se restringe a un máximo de 15 personas y siempre respetando las medidas de distanciamiento físico e higiene

Velatorios con hasta 15 personas y mascarilla obligatoria - Foto: Yolanda Lancha

El paso de Toledo a la fase 1 del proceso de desescalada ha permitido flexibilizar algunas de las normas recogidas hasta la fecha. Entre ellas, las relativas a los rituales vinculados a la despedida de seres queridos y al acompañamiento de familiares y amigos.
Por ello, desde este lunes, los velatorios pueden realizarse con un límite máximo de 15 personas en espacios al aire libre o 10 personas en espacios cerrados, con independencia de que los mismos sean convivientes. La comitiva para la despedida de la persona fallecida se restringe a un máximo de 15 personas y siempre respetando las medidas de distanciamiento físico e higiene.
En este sentido, y siguiendo los dictámenes que regulan cada una de las fases, José María San Román confirmó a este periódico la ampliación del número de personas tanto en las salas como en la capilla, unas medidas que «permiten estar más cerca de las personas fallecidas. De hecho, el empresario toledano no olvidó recordar la tristeza de las familias que apenas pudieron despedirse de sus seres queridos en semanas anteriores. Por ello, apreció San Román las nuevas de esta nueva fase en la que, «por fin, vamos viendo la luz».
Y puesto que es importante seguir manteniendo las medidas de prevención y protección recomendadas, aseguró San Román que quienes acudan al tanatorio contarán con gel hidroalcohólico, con jabón y con toallas desechables.
En esta misma línea de acción, se está realizando un «control permanente de las personas que acuden a las salas» porque «con 14 espacios» es necesario contabilizar el número de personas reunidas. Además, se ha instalado un cartel a la entrada en el que se explican las medidas de protección a desarrollar. No en vano, en el tanatorio toledano se ha adelantado a las previsiones del Gobierno planteando el uso obligatorio de mascarillas en el recinto, lo que no elimina el mantenimiento de la distancia física preceptiva. Por supuesto, está prohibido la tradición física relativa a las condolencias para, claro está, «evitar los contactos físicos y prevenir, así, los posibles contagios».
No olvidó apuntar, José María San Román, la importancia de la limpieza diaria que se realiza en el lugar mediante la correcta desinfección de todas las salas e instalaciones. También sobre los funerales y los sepelios, apuntó que en la celebración de los mismos pueden entrar en la capilla un máximo de 30 personas, «un tercio de la capacidad» del templo ubicado en el tanatorio.
Recordó, además, que en esta nueva fase se puede velar al fallecido «también en los domicilios» tal y como suscribe para los tanatorios, una opción tenida en cuenta por muchas familias, sobre todo, del entono rural.