El PP desbanca a IU en el Ayuntamiento de Esquivias

Á. de la Paz
-

La falta de acuerdo entre la formación de izquierdas y los tres ediles del PSOE permite la investidura como alcaldesa de la candidata más votada, Almudena González

El PP desbanca a IU en el Ayuntamiento de Esquivias

Esquivias estrena alcaldesa. La popular Almudena González es la nueva regidora de la localidad cervantina, sucediendo en el cargo a Milagros del Barrio, de Izquierda Unida. La candidatura del PP fue la más votada el pasado 26 de mayo, con 987 votos, 33 más que la confluencia Unidas Podemos Izquierda Unida. Ambas formaciones obtuvieron cinco representantes, mientras que el PSOE se quedó en tres. La suma entre las izquierdas hubiera articulado una mayoría diferente, pero la falta de entendimiento aupó a la nueva regidora al cetro municipal. El nombramiento de González como primera edil le permite a su partido enjugar los malos resultados obtenidos en la comarca de La Sagra.
González recupera para el PP una alcaldía que ya disfrutó durante la legislatura comprendida entre 2011 y 2015. La situación actual guarda muchas similitudes con aquella: los populares no tienen mayoría absoluta y los otros dos grupos municipales suman más apoyos. Quien fuera elegida alcaldesa entonces, Elena Fernández, regresa al Consistorio como concejala y formará parte del equipo de Gobierno.
Durante la jura o promesa del cargo de concejal, los ediles populares escogieron el juramento y los socialistas e izquierdistas, la promesa. Del Barrio empleó una fórmula diferente en la que expresó su acatamiento por imperativo legal y otro de sus compañeros de su confluencia aludió a «su condición republicana».
La votación para escoger alcalde se realizó a mano alzada. La nueva regidora contó con el voto favorable de sus cinco ediles. El mismo número de síes tuvo la alcaldesa saliente, Del Barrio. El PSOE optó por apoyar a su cabeza de lista, Antonio Torrejón, quien fue respaldado por los tres concejales del grupo. Ningún candidato sumó los siete apoyos mínimos necesarios para alcanzar la mayoría absoluta y González quedó investida como alcaldesa por haber disfrutado de un mayor apoyo de los vecinos de Esquivias en los comicios municipales celebrados el mes pasado. La entrega del bastón de mando y un largo abrazo entre ambas selló el traspaso de poderes.
«Esto es muy fuerte», dijo González, emocionada en el inicio de su primer discurso como alcaldesa. La ya máxima responsable de la administración municipal apeló a todos los concejales a mantener «la capacidad de compromiso y diálogo» en favor de la buena marcha de los asuntos locales. «Este compromiso inteligente no significa renuncias ideológicas, sino lealtad a los esquivianos», proclamó sentada en el sillón rector.
González animó a la oposición a explorar diferentes vías de entendimiento y tendió la mano en favor de futuros acuerdos. En su primera comparecencia como regidora, apuntó a la existencia de «amplios territorios donde encontrarnos». La opción más votada por la ciudadanía de Esquivias comenzó la legislatura gobernando y recuperando una plaza perdida en 2015.