CCOO detecta «posibilidades de contagio» en muchas empresas

C.S.Rubio
-

El sindicato advierte de que más del 60% de las empresas han optado por solo repartir EPIs, sin tomar medidas complementarias como el distanciamiento social entre trabajadores. Como advierte, muchas de estas cuestiones «han venido para quedarse»

CCOO detecta «posibilidades de contagio» en muchas empresas


CCOO ha analizado la ‘nueva normalidad’ laboral en la región y, de momento, los resultados están por debajo de lo deseable en materia de seguridad y salud laboral frente a la pandemia. Tal y como advierte el secretario general de este sindicato, Paco de la Rosa,  todavía sigue habiendo «posibilidades de contagio» en muchas empresas de la región,  
Una afirmación que se sustenta en el informe elaborado por CCOO sobre la situación actual de 300 empresas de la región -que aglutinan a un total de 160.000 trabajadores- y que apunta  la necesidad de «no relajarse» e implementar «todos los protocolos»  posibles para conseguir un retorno seguro al puesto de trabajo. «No hay que ser dramáticos», pero «es fundamental que estamos vigilantes», reitera De la Rosa. Más aún cuando muchas de estas medidas, como el distanciamiento social entre clientes o entre trabajadores, «han venido para quedarse».
«Todos tenemos que poner sentido común en la reincorporación para intentar conseguir que la productividad alcance los niveles deseados y que el impacto económico sea el menor posible, pero sin que en ningún caso la celeridad demagógica lleve a que las incorporaciones laborales no velen por la seguridad de los trabajadores. Lo último que tiene que pasar es que un rebrote nos lleve de nuevo al confinamiento. Sería un desastre para la economía de Castilla-La Mancha», concluye el líder sindical.
En este sentido, llama la atención el hecho de que un importante porcentaje de las empresas de la región (el 65%) haya optado por entregar los ya conocidos EPIs a sus trabajadores, pero sin implementar esta medida con otras también recomendadas como la de la ‘distancia social’ entre trabajadores. Y lo que es más grave, en torno a un 10% de las empresas de la región no habría tomado todavía ninguna medida de prevención frente al coronavirus.
Una de las razones que explicaría esa situación es la falta de coordinación entre los servicios de prevención laboral (en la inmensa mayoría de los casos externalizados) y los delegados de salud laboral de las propias empresas. Como se explica desde CCOO, solamente el 47% de los comités de seguridad y salud de las empresas consultadas han participado en la elaboración de los planes de retorno a los puestos de trabajo tras la Covid-19. Un dato que evidencia la «debilidad» del sistema preventivo en la región, según este sindicato.
«Este porcentaje está muy por debajo de lo deseable. Entendemos que la premura en la toma de decisiones ha estado detrás de esto, pero los servicios de prevención no pueden funcionar de forma rigurosa sin nuestros delegados de seguridad laboral y salud», se insiste desde CCOO.
Desde el departamento de Salud Laboral de Comisiones,  Raquel Payo avisa ya de que el 54,5% de los comités de seguridad y salud consideran que el servicio de prevención ha sido inexistente o ha sido difícil contactar con él. «Dato que nos parece preocupante, pues es fundamental que la actuación de los comités de seguridad y salud participen en el retorno tras el Covid-19 y en la elaboración de planes de contingencia», y que se puede enlazar con la ya débil estructura de salud laboral de la región, una de  las comunidades con mayores tasas de siniestralidad del país.
En cuanto a la situación actual de las empresas, desde CCOO se observa que el 37% ha optado por  los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para salvar la pandemia y que  el 87%  han adoptado medidas como el teletrabajo o la reducción de jornada. Solo el 13%  se ha acogido al Real Decreto del Gobierno central que regula un permiso retribuido recuperable para las personas trabajadoras por cuenta ajena que no presten servicios esenciales.