Burujón cobrará a los visitantes la entrada a las Barrancas

J.M.
-

El Ayuntamiento ha aprobado una ordenanza que limitará el número de visitantes diario al enclave provincial. La primavera lluviosa y el Estado de Alarma han embellecido más el lugar

Burujón cobrará a los visitantes la entrada a las Barrancas

La elección de las Barrancas de Burujón como paisaje de un anuncio de televisión en el año 2013 disparó la popularidad de estos cortados arcillosos que flanquean al río Tajo. Tanto, que el Ayuntamiento tiene constancia de que unos 500 vehículos se desparraman por el paraje en las fiestas de guardar. Y unos 100 o 200 en los fines de semana corrientes. Este cierto descontrol quedará atajado tras la vuelta del confinamiento porque la Corporación municipal ha aprobado una ordenanza para restringir la entrada y cobrar a cada visitante para costear los gastos del cuidado de este enclave de la provincia.
Así lo confirmó ayer a este diario el alcalde, Juan José Torres, quien detalló que el inicio de la aplicación de la ordenanza estaba previsto para el primer trimestre del año, pero el decreto del Estado de Alarma ha retrasado la medida. No obstante, a la conclusión del confinamiento, cada visitante deberá pagar una entrada para poder disfrutar del paraje. El precio rondará 1,5 euros para los adultos; los niños pagarán también. Eso sí, quedarán exentos los vecinos de Burujón.
«No es un dinero para recaudar, sino para pagar los gastos», defiende el alcalde de este municipio de 1.300 empadronados. La ordenanza quedó aprobada a finales de 2019 y se iba a aplicar aproximadamente desde la primavera. Pero el Estado de Alarma ha torcido los planes. El Ayuntamiento ha resuelto también fijar un cupo de visitantes diarios aunque, de momento, no ha precisado una cantidad.
De esta manera, el Ayuntamiento interviene por primera vez en la limitación de la entrada a las Barrancas de Burujón. Hace tres años, sí puso precio a las visitas guiadas municipales con un coste de tres euros por persona.
«Las Barrancas de Burujón son espectaculares cortados arcillosos que han sido formados por la erosión del viento y las aguas del Tajo sobre sedimentos de hace 25 millones de años. La extensión de estas cárcavas arcillosas de color rojizo es de aproximadamente un kilómetro de longitud y alcanzan más de un centenar de metros de altura en algunos puntos, concretamente en su pico más alto, que es conocido como el ‘Pico del Cambrón’», destaca la Diputación Provincial sobre este paraje localizado a unos 20 kilómetros de Toledo, junto a la carretera CM-4000. Y apostilla: «Además, en el interior de Las Barrancas se encuentra el Embalse de Castrejón, que confiere una belleza aún mayor a este paraje y lo convierte en refugio de numerosas especies de aves. La riqueza de este enclave privilegiado la podemos apreciar a través de la 'Senda Ecológica de las Barrancas', que cuenta con varios miradores desde los cuales se pueden contemplar estos espectaculares cortados, además de su flora y fauna».
La primavera lluviosa ha favorecido que las Barrancas luzcan a día de hoy espléndidas después de siete años de sequía. Ecologistas en Acción ha difundido un comunicado que informa de la belleza alcanzada en el paraje de Burujón. «La vegetación en el Monumento Natural presenta un gran desarrollo, como no se había visto en los últimos 40 años. Las flores abundan y las plantas están ocupando superficies que desde hace años eran de suelo desnudo. De momento esto se puede observar en los miradores, así como en las cunetas y explanadas en las que se han venido aglomerando los coches, los visitantes y los equipos de filmación de series y películas» destaca el colectivo.
Así, atribuye este fenómeno a la buena temperatura y las lluvias, abundantes y espaciadas, y a la ausencia de las grandes aglomeraciones de personas y vehículos. De esta manera, prevé un año record de nidadas y crianzas exitosas.
Con ello, la aplicación de la ordenanza coincidirá con un momento álgido de belleza de este recodo del río Tajo.