Santa Olalla tendrá un tanatorio

Redacción
-

El alcalde celebra que finalmente haya recibido los parabienes legales después de que cuando accediera a la Alcaldía se encontrara un proyecto paralizado por no desarrollar un PAU

El tanatorio estará situado junto al cementerio municipal.

Después de más de un año de trabajo por parte del Ayuntamiento, el municipio de Santa Olalla va a ver hecho realidad uno de los proyectos con los que responder a las necesidades de la población en uno de los peores momentos que se puede encontrar una familia, cuando muere un familiar. Y es que Santa Olalla contará con su propio tanatorio.
El alcalde, Pedro Congosto; los concejales del equipo de gobierno y el equipo técnico y jurídico del Ayuntamiento, se reunían  el pasado mes de julio en Junta de Gobierno Local en la que se otorgaba la licencia de obras a la empresa Hermanos Agüero para la construcción del edificio que albergará el nuevo velatorio, junto al cementerio municipal.
De esta manera, señalan desde el Consistorio, «no solo existirá en los terrenos destinados a tal fin, un cartel anunciador de la construcción del velatorio», cartel que lleva años anunciando este servicio, «sino que su construcción será una realidad, con la que los vecinos de la localidad gozaremos de unos servicios funerarios más dignos en nuestro municipio».
El alcalde señalaba las dificultades administrativas que han tenido que superar para poder hacer realidad este servicio que fue un compromiso electoral. El tantorio, que está construyendo la empresa Hermanos Agüero, que cuenta con tanatorios en casi una veintena de municipos de la provincia, entre ellos Torrijos y Fuensalida, se ubicará junto al cementerio municipal en unos terrenos que tenían que desarrollarse a través de un PAU(Plan de Actuación Urbanística) que «el anterior equipo de Gobierno no supo o no quiso tramitar», lamentaba Congosto.
Así, y después de casi un año «guardo en un cajón», cuando Pedro Congosto accedió a la Alcaldía en 2015 «cogí el toro por los cuernos» e iniciaron la tramitación legal de este PAU que contó con el acompañamiento de la empresa que ahora se hace cargo de las obras. 
Hay que tener en cuenta que la parcela en la que se levantará el tanatorio es un suelo urbanizable y por eso era obligatorio desarrollar un PAU, aclaraba Pedro Congosto.
Ahora que el proyecto ya tiene «todas las bendiciones legales» celebran que en los próximos meses puedan hacer uso de unas instalaciones municipales adecuadas a una población como la de Santa Olalla (más de 3.300 habittantes).
«Era un proyecto muy necesario», reconoce Congosto, que apuntaba que cuando fallecía algún vecino las familias tenían que trasladarse hasta Torrijos con los trastornos que eso supone en momentos tan dolorosos como la muerte de un familiar. 
En algunos casos, también se utilizaban las salas del tantorio propio de la residencia municipal de mayores, pero esta situación no podía mantenerse en el tiempo.