Talavera dejará de ingresar 90.000€ por supresión S. Isidro

Lola Morán Fdez.
-

El presupuesto que se iba a destinar a los festejos era de 205.000 euros, de los que ahora se dedicarán unos 200.000 al fondo creado desde el Consistorio para atajar la crisis del Covid

Talavera dejará de ingresar 90.000€ por supresión S. Isidro

El Ayuntamiento de Talavera dejará de ingresar alrededor de 90.000 euros como consecuencia de la cancelación de las Ferias de San Isidro 2020 que deberían haber arrancado este jueves 14 de mayo y que han tenido que suspenderse por la crisis sanitaria del coronavirus. Unos festejos a los que el Consistorio talaverano tenía previsto dedicar 205.000 euros, si bien no se llegó a hacer la retención de crédito en el presupuesto de este año dado que se decretó el estado de alarma en las fechas en las que se suelen iniciar los trámites administrativos precisos para organizar estos festejos.
San Isidro se iba a extender desde el jueves 14 al domingo 17, más el lunes 18 como Día del Niño, si bien las tradicionales Ferias de mayo no podrán celebrarse este año. Unas fiestas que, como recordó a  este diario el concejal de Festejos, Daniel Tito, suponen «unas de las primeras, si no la primera que abren la temporada de fiestas patronales de gran número de municipios de España» y que por tanto atraen a numerosos feriantes, que ‘estrenan’ la temporada en las Ferias de San Isidro de Talavera. Serán los feriantes uno de los colectivos perjudicados por esta cancelación de las Ferias, de la que también se verán afectados los hosteleros y las asociaciones que gestionan las casetas, principalmente en la plaza de la Juventud, paseo de la Alameda y plaza de la Comarca. También afectará al resto de caseteros que acuden a las ferias con puestos como tómbolas, churrerías  y bocaterías, entre otros.
Buena parte de todas estas personas que participan y de alguna manera obtienen ingresos gracias al trabajo que realizan durante las ferias son de Talavera y su comarca, a las que se suman las del resto de puntos de España que van de festejo en festejo, principalmente los feriantes de las atracciones.
En concreto, se esperaba contar en San Isidro con una cifra similar a la registrada el pasado San Mateo en cuanto a bares y casetas de hostelería, que sumaron alrededor de 40, de atracciones y puestos de la zona ferial cerca del centenar.
Desde la Concejalía de Festejos ya se habían iniciado los contactos para contratar a los artistas que actuarían en los festejos, si bien «no había ningún contrato firmado», por lo que no ha supuesto ningún problema desde el punto de vista económico para poder cancelarlos porque no había reserva como tal, según confirmó el edil.
Estas ferias serían las segundas del actual equipo de Gobierno, y las primeras de San Isidro desde su llegada al Ayuntamiento. Su cancelación se suma a la de las Mondas, que se vieron afectadas también por la crisis sanitaria del coronavirus. «La salud de los talaveranos y de las talaveranas está por encima de todo y ahora mismo es lo fundamental y lo primordial», reiteró Tito, quien dijo que en estos momentos «no estamos para fiestas y además el presupuesto es necesario también para paliar esa situación en la que se encuentran muchas familias, empresas y autónomos de la ciudad».
Si bien en el caso de Mondas una pequeña parte del presupuesto ya estaba comprometida y de hecho se habían hecho pedidos como la impresión del facsímil, que ya estaba hecho, de la retención de crédito de 100.000 euros, se ha reservado una pequeña parte para abonar las cuestiones ya comprometidas En el caso de San Isidro, «como ni siquiera se había ejecutado la retención de crédito, ese dinero queda disponible, en este caso para ese  fondo de contingencia para esa partida destinada al Covid-19 que irá destinada principalmente a ayudas a empresas y autónomos, y a familias de la ciudad». Como precisó el concejal, a este fondo se destinarán unos 200.000 euros por este concepto.