Adiós a Tercera en una campaña llena de errores

J. M. Loeches
-

Mala planificación desde el verano, tres entrenadores y una falta de sincronía entre el juego colectivo y los resultados han terminado con siete temporadas del Mora CF en Tercera División

Adiós a Tercera en una campaña llena de errores - Foto: Yolanda Redondo

El Mora CF parecía consolidado en Tercera División, pero esta campaña ha patinado de tal manera que, a dos jornadas de acabar el campeonato, ya ha certificado su descenso a Primera Preferente. Si hay una persona que encarne la decepción es su presidente, Goro de la Cruz, que en su primera campaña al frente de la entidad ha tenido que vivir la pérdida de la categoría.
Desde su punto de vista, ha sido una campaña «llena de errores», pero Goro no quiere cargar contra nadie en estos momentos. Simplemente, considera que «se torció todo desde el principio y ya no empezamos bien la Liga». Sí desliza que pudo ser «un problema de entrenador», pero sin entrar en detalles. Y es que, según opina, una vez metidos en problemas, «no supimos leer la situación».
Quiere dar valor a que el Mora CF haya contado «con uno de los presupuestos más bajos del grupo», si bien, también asegura que «el dinero no es lo más importante» sino «la ilusión y que los jugadores crean». Así, es partidario de «acabar lo más dignamente posible para pensar en la próxima temporada». No en vano, hay propósito de enmienda y la idea es «levantarnos y empezar a ilusionar sincometer los mismos errores». En este sentido, De laCruz ya confirma que «el Mora va a ser uno de los equipos punteros del próximo curso en Preferente para volver a donde estábamos».
Hay que recordar que tras la marcha de Javi Sánchez al Villarrubia CF, el club confió en el sevillano Antonio Rueda, que reside en Toledo. Lo cierto es que los jugadores nunca se identificaron con sus planteamientos y los resultados no fueron los esperados. Por eso, la directiva optó por dar un giro. Le encomendó la plantilla a Carlos Calzada y el preparador físico se decidió a tomar el testigo.
El cuadro olivarero nunca estuvo en posiciones de descenso y, aunque con cierta irregularidad, mostró cierta solidez defensiva a la que sólo faltó acompañar con puntería arriba. Pero la realidad es que el buen juego colectivo no se tradujo en goles y eso les acabó penalizando poco a poco hasta entrar en la zona peligrosa en la jornada 33, después del 0-1 en casa ante el Almagro.
Para las cinco jornadas restantes se pensó en Alberto Parras, un técnico experimentado que no ha sabido encontrar el revulsivo necesario para al menos alargar el periodo de fe. Tres jornadas, tres derrotas y ningún tanto a favor han dado con los huesos del Mora CF de nuevo en Preferente. Mucha gente coincide en que no es una plantilla para descender, pero la temporada salió cruzada sin una planificación coherente. El fútbol se ha encargado de poner esa crueldad para sellar el descenso en plenas fiestas del Olivo.