Torrijos rinde homenaje a Protección Civil

La tribuna
-

Un aplauso a las puertas del Consistorio secundado por vecinos de la Plaza San Gil sirvió para reconocer sus múltiples servicios durante estos días. Suspenden las felicitaciones de cumpleaños

Torrijos rinde homenaje a Protección Civil

El Ayuntamiento de Torrijos realizó este martes un homenaje a la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil de la localidad con un aplauso a las 20 horas frente a las puertas del Consistorio, al que, mediante una nota informativa, fueron invitados a sumarse desde sus ventanas y balcones los vecinos y vecinas de la Plaza de San Gil. 
Con este gesto, el Ayuntamiento torrijeño deseaba trasladar su agradecimiento a la labor que realizan las 21 personas voluntarias que integran esta agrupación, especialmente intensa durante el estado de alarma decretado a causa del COVID-19. El alcalde, Anastasio Arevalillo, y la concejala de Atención Ciudadana, Seguridad y Protección Civil, María Reyes Herrera Félix, asistieron al evento.
La desinfección diaria de las calles del municipio, la dispensa de medicación y otros materiales a la residencia de ancianos, la realización de la compra a las personas confinadas que no pueden hacerla, el traslado de comida a niños y niñas beneficiarios de una beca de comedor, la distribución de libros a escolares y el apoyo en el reparto de alimentos que realiza Cáritas, son algunas de las muchas actividades que lleva a cabo de forma altruista Protección Civil, que también se encargó de hacer llegar mascarillas a sus casas a todos los menores del municipio, además de, hasta el pasado 2 de mayo, trasladarse a los domicilios para felicitar por su cumpleaños personalmente a los pequeños que lo demandaban.
El acto de homenaje se hizo coincidir además con la conmemoración de la creación de la Protección Civil en España, un órgano que fue fundado en mayo de 1960 en nuestro país.
Con la evolución de la crisis y los cambios en las medidas de confinamiento, los integrantes de este cuerpo de voluntarios en Torrijos dejan de realizar algunas de las labores que tanto han agradecido sus vecinos como las felicitaciones de cumpleaños a los más pequeños de la casa que como anunciaban el miércoles «y sintiéndolo mucho» tendrán que suspenderse.