Se levantan los vinilos que protegen cerámica de la Basílica

Leticia G. Colao
-

Los paneles que reproducen fielmente las escenas evangélicas del templo se están despegando en uno de los laterales de la entrada, tras un año y nueve meses desde su instalación

Se levantan los vinilos que protegen cerámica de la Basílica

Los vinilos que protegen la cerámica del pórtico exterior de la Basílica del Prado están comenzando a levantarse en determinadas partes ofreciendo una muy mala imagen de una de las grandes joyas cerámicas de Talavera. Así puede verse en el lateral de una ventana, junto a la puerta del templo, donde el vinilo deja ver las tablas blancas que, a su vez, tapan la cerámica para protegerla después del deterioro y el riesgo de desprendimiento de los últimos tiempos.
Fue en febrero de 2018 cuando los técnicos municipales procedieron a tapar los paneles después de varios capítulos en los que los azulejos comenzaron a partirse y romperse. Por ello, y hasta que se finalizara el informe del restaurador de la Diputación Provincial, Enrique Toledo, para conocer su estado y la mejor opción de rehabilitación, y por supuesto hasta que se llevara a cabo la restauración definitiva, el pórtico se ‘escondió’ tras estos vinilos que reproducen fielmente las escenas evangélicas en esta parte del pórtico.
El estudio, informó entonces la concejala de Patrimonio, María Rodríguez, «deberá ser amplio y detallado y recoger concretamente los daños y también las necesidades de los paneles ahora tapados, realizando ensayos de laboratorio de los bizcochos, esmaltes y material de unión entre los azulejos».
Así, nació con la intención de ser una medida artificial y provisional a la espera de la mejor solución para el pórtico exterior de la reconocida como ‘Capilla Sixtina de la Cerámica’.
Un año y nueve meses después, la cerámica sigue tapada y su protección también requiere una solución, deteriorada igualmente por el tiempo. Afortunadamente, tras ella no se encuentran los paneles cerámicos del siglo XVII, protegidos por las tablas, pero sí es problemático la imagen que ofrecerán estos vinilos levantados a los turistas que visitan la Basílica.
proyecto. El «concienzudo» proyecto de restauración elaborado por el técnico de la institución provincial reveló «daños serios» en el panel cerámico. En el informe, además del croquis  con la ubicación exacta de los principales daños, se han recogido las patologías y las causas principales de estos, provocadas básicamente por los fenómenos atmosféricos y la humedad, además de algún que otro daño provocado en actos vandálicos.
Cabe destacar que previamente a tapar el panel con tablas y el vinilo superior, se decidió unir algunas piezas con un material reversible de baja acidez a modo de plastilina, utilizado para inyectar otro material adhesivo, compatible e inocuo al mortero original. Éste, ejercía de barrera de contención antes de la actuación definitiva en los paneles cerámicos fechados en el siglo XVII, y será retirado con la rehabilitación definitiva.