Cubelos disputa desde mañana la Copa del Mundo

R. J. F./L. T.
-

El piragüista talaverano afrontará los 1.000 metros en K2 en el escenario húngaro de Szeged, la única cita internacional de aguas tranquilas que se mantiene en la pandemia

Cubelos y su compañero de K2, el vasco Iñigo Peña. - Foto: RFEP

Paco Cubelos se encuentra en Szeged (Hungría) donde desde este viernes afrontará la Copa del Mundo, que se ha convertido en la única cita internacional de aguas tranquilas que se mantiene en la pandemia de Covid-19.
El piragüista olímpico talaverano vuelve a un escenario donde en 2019 se proclamó subcampeón del Mundo y consiguió el billete para los Juegos de Tokio junto a Iñigo Peña en K2 1.000 metros. Ahora competirá en esta prueba pues se ganó el derecho a participar con su victoria en el Selectivo Nacional de Verducido para elegir a los piragüistas españoles que acudían a esta cita.
Los horarios del talaverano serán los siguientes: las eliminatorias el viernes desde las 16:23 horas, la semifinal el sábado a las 14:54 y la final el domingo a las 10:57 horas.
La selección española de piragüismo para esta cita está integrada por 27 palistas de 11 comunidades autónomas ya se entrena en Szeged (Hungría). El escenario actual de pandemia ha obligado a la delegación nacional a acreditar pruebas negativas de PCR para entrar en el país magiar.
Según informa la Real Federación Española de Piragüismo, debido al coronavirus la cita internacional se celebrará sin público, desde el viernes 25 al domingo 27, en el campo de regatas de Szeged, considerada la meca del piragüismo, que presentará un ambiente totalmente diferente al habitual, el último en el Mundial del pasado cuando reunió a más de 30.000 espectadores en cinco jornadas, en las que España cosechó siete medallas, con el premio extra de la clasificación de cuatro embarcaciones para los JJOO de Tokio en la modalidad de esprint y otras dos en paracanoe.
400 palistas. Con cerca de 400 palistas pertenecientes a 26 países, la Copa del Mundo 2020 presentará ausencias significativas en la participación de un buen número de naciones, si bien están inscritos medallistas olímpicos que regresan a Szeged.
Frente a las bajas, entre otras, del K4 -Craviotto, Arévalo, Cooper y Germade-, y de los K1 de Carlos Garrote y Teresa Portela, centrados en la preparación para los JJOO de Tokio, la selección española acude a la Copa del Mundo con un equipo muy joven, plagado de sub-23 que ya conocen el podio en categorías inferiores, a los que arropan finalistas mundiales de la talla de Roi Rodríguez.