De lo general a lo municipal

La tribuna
-
De lo general a lo municipal - Foto: Yolanda Redondo

Los resultados electorales de Toledo en las recientes generales depararían un reparto deconcejales muy ajustado en las municipales y con mayoría para un acuerdo PP, CS y Vox

F. J. R. / Toledo
No es el mismo marco ni son los mismos actores ni se trata de idéntico escenario. Extrapolar los resultados de unas elecciones generales a unas municipales entra dentro del género de ‘política ficción’, pero aún así todos los actores del juego político terminan haciéndolo para ver qué hubiera pasado en otro entorno y cómo puede ser el escenario que se les viene encima. 
Hay mucho en juego para dejar pasar la oportunidad de calcular los votos obtenidos en la ciudad de Toledo, aunque lo que se dirima sea el Congreso de los Diputados y no el Pleno del Ayuntamiento de Toledo.
Con todo, ambos son cámaras electas, tienen un sistema de reparto de escaños/actas de concejal y se encargan de la actividad parlamentaria a lo largo de una legislatura, por lo que, salvando las lógicas distancias, es posible extrapolar sus resultados.
En España el sistema que rige el reparto de votos es la Ley D´Hondt, un método de los denominados ‘de promedio mayor’. ¿Qué significa eso? Que se ordenan las diferentes candidaturas de mayor a menor número de votos válidos conseguidos, se eliminan aquellas que no alcancen el 3% o 5% de los votos válidos y se dividen los números de votos de cada partido por el número de escaños a repartir. Los escaños se asignan por orden a los cocientes resultantes más altos, hasta asignar el número total de concejales o diputados. Es un sistema llamado proporcional, pero en la práctica es el menos proporcional de todos.
Hechas las presentaciones, si se coge el censo electoral de Toledo en las últimas generales (62.792 personas), y se aplica que para obtener representación municipal hay que lograr un 5% de los votos, teniendo en cuenta que en la ciudad hubo 359 votos en blanco y 533 nulos, y que han votado 50.868 toledanos, la distribución de las actas de concejal quedaría, hasta ocupar los 25 del Pleno Municipal, de la siguiente forma: PSOE 7 (14.303 votos), PP 6 (11.198 votos), CS 5 (9.909), Vox 4 (7.776) y Unidas Podemos 3 (6.063 votos).
Tras este reparto, la siguiente candidatura en obtener representación sería el PSOE en lugar del PP con 628 votos.
Así las cosas, los resultados de las últimas generales dejarían como vencedor al Partido Socialista de Milagros Tolón, con 7 concejales, pero la suma de los votos de PP, Ciudadanos y Vox alcanzaría 15 ediles, lo que daría mayoría absoluta a ese tripartito frente a la suma de los concejales de PSOE (7) y Unidas Podemos (3).
La cuestión estaría, por tanto, en ver si en la capital de Castilla-La Mancha podría reeditarse un pacto ‘a la andaluza’ en el que PP y Ciudadanos pactaran por separado y luego Vox apoyara a los ‘populares’. 
Con todo, como ya se ha indicado, todo este escenario es un mero juego de extrapolación. Pura simulación que quedará desmantelada por los votantes cuando se ponga encima de la mesa otra propuesta de gestión y otras personas. O no. Quién sabe. Lo único cierto es que el 26 de mayo se conocerá la solución.