Suspendidos los trenes entre Madrid y Talavera hasta 3 junio

L.T. / L.M.F.
-
Suspendido los trenes entre Madrid y Talavera hasta 3 junio

Se pretende mejorar la situación de algunos terraplenes de la línea, que ha obligado a establecer Limitaciones Temporales de Velocidad. Se ha habilitado transporte alternativo

El servicio de trenes entre Madrid y Talavera se encuentra suspendido desde ayer y hasta el próximo 3 de junio por obras en la línea. En concreto, tal y como informaron desde ADIF, se están llevando a cabo trabajos de consolidación y mejora de la infraestructura ferroviaria en la línea Madrid-Valencia de Alcántara (Cáceres), en concreto en el tramo Humanes-Monfragüe, que obligarán a cortar el tráfico ferroviario desde el 6 de mayo y hasta el 3 de junio. 
Desde la empresa explican que con esta actuación se pretende mejorar la situación de algunos terraplenes de la línea, que han obligado a establecer Limitaciones Temporales de Velocidad (LTV). Esta medida, unida a la renovación de la infraestructura en algunos puntos, pretende conseguir una mejora sustancial de la línea y de los servicios prestados en la misma. La inversión prevista en estas actuaciones supera los 8,56 millones de euros (IVA incluido). 
Adif subraya que se viene trabajando desde el pasado año en la modernización y mejora del tramo Humanes-Monfragüe, pero la complejidad de las próximas actuaciones no permite que estas se lleven a cabo en la ‘banda de mantenimiento’ (periodo nocturno en el que se realizan los trabajos habituales de mantenimiento), sino que hace necesario un corte total de la circulación.
Los trabajos consisten fundamentalmente en la eliminación de cuatro Limitaciones Temporales de Velocidad en terraplenes; la sustitución de losa y carriles, así como la impermeabilización de la plataforma en diferentes puntos kilométricos.
Por otra parte, se va a aprovechar el corte para impermeabilizar el tablero del puente sobre el río Alberche, en el punto kilométrico 128/156, con el objetivo de evitar filtraciones desde la plataforma hacia el interior del puente. Esta actuación tiene un coste de 275.023,02 euros (IVA incluido). 
Plan alternativo. Durante el tiempo de ejecución de las obras, Renfe ofrecerá un plan alternativo de transporte por carretera en el trayecto Madrid-Fuenlabrada-Talavera (en ambos sentidos) para los trenes que prestan servicio entre Madrid y Extremadura, así como aquellos que circulan en la relación Madrid-Talavera. 
La necesidad de realizar los transbordos por carretera producirá un incremento aproximado de 45 minutos en el trayecto Madrid-Fuenlabrada-Talavera, así como la alteración de los horarios en vigor de dicho trayecto.
Los viajeros pueden consultar la afectación de cada tren, así como los horarios, en los canales de información habituales: www.renfe.com, teléfono 912 320 320, aplicaciones oficiales y estaciones.
«No son suficiente». El presidente del comité de empresa de Adif-Toledo, Enrique Clavero, valoró de manera positiva el desarrollo de estas obras, puesto que permitirán eliminar esas limitaciones de velocidad y que los trenes puedan circular a 155 kilómetros por hora. Para Clavero, «este Gobierno ha hecho en diez meses más que el anterior en ocho años», si bien recalcó que estas obras «no son suficiente».
En este sentido, recordó que desde CCOO siguen exigiendo y así lo pedirán al nuevo Gobierno central el desdoblamiento y electrificación de la línea, además de dotarla de trenes modernos para evitar averías como la que se registró de nuevo el pasado domingo y que se suma a las producidas con anterioridad, que suman al menos una treintena en lo que va de año, según indicó.
«Aunque ahora arreglemos la vía, si los trenes no son modernos, es como pasó el domingo, que los trenes se averían porque están con muchos kilómetros, son trenes de media distancia que no están preparados para hacer trayectos tan largos ida y vuelta todos los días y por eso se averían», explicó,
Sobre esta cuestión, Clavero confirmó que el pasado domingo se registró un nuevo incidente en la línea de tren Madrid-Extremadura el pasado domingo, cuando se averió un tren saliendo de Mérida y estuvo media hora «tirado en el campo» hasta que pudo arrancar y retroceder para poder recurrir al Talgo para viajar hasta Madrid. Como consecuencia, los pasajeros del Talgo tuvieron que desplazarse a su vez hasta Badajoz en autobús, con lo que hubo «quejas por los dos lados».
Esta nueva incidencia del tren, que llegó a Talavera con una hora de retraso, afectó a 110 viajeros, además de la treintena que tuvieron que dejar el Talgo para continuar su viaje hasta Badajoz en autobús.
En lo que respecta a la gestión de estas obras y al transporte alternativo habilitado para dar servicio a los pasajeros, Clavero valoró de manera positiva que se haya dispuesto un servicio alternativo de autobuses entre Madrid y Talavera durante el mes que se extenderán las obras. «No hay otra manera de dar servicio, hubiera sido peor que no hubiesen dado ningún servicio», apuntó.