China asegura que las relaciones con EEUU no han "colapsado"

EFE
-

Pese a la subida de aranceles por parte del gobierno de Trump, desde el gigante asiático aseguran que las negociaciones comerciales continuarán en Pekín para tratar de alcanzar un acuerdo

El viceprimer ministro chino, Liu He (i), junto al secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin (c) - Foto: ERIK S. LESSER

Las negociaciones para zanjar la guerra comercial que enfrenta a China y Estados Unidos no han finalizado y seguirán próximamente en Pekín, aseguró el viceprimer ministro chino y líder negociador del país asiático, Liu He, en una entrevista publicada hoy por la prensa local.
En declaraciones a medios chinos antes de volver a Pekín desde Washington, adonde había viajado para continuar con las tratativas, Liu indicó que "las negociaciones no han colapsado. Más bien al contrario: creo que son normales. En las negociaciones bilaterales es inevitable que haya pequeños contratiempos". "Somos cautelosamente optimistas acerca del futuro", apuntó el viceprimer ministro, quien describió las últimas reuniones en la capital estadounidense como "francas y constructivas".
Asimismo, el líder negociador de la parte china admitió que Pekín y Washington todavía mantienen diferencias en el proceso negociador, al tiempo que descartó que su país se haya echado atrás en acuerdos alcanzados en anteriores rondas de negociación.
"Tenemos que ir poco a poco. Es como correr una maratón: se hace más dura conforme alcanzas los últimos kilómetros. En ese momento, necesitas aguantar para pasar la oscuridad y llegar al alba. Solo esperamos que pueda haber entendimiento y apoyo por todas partes", explicó Liu. "China cree que los aranceles son el punto de partida de los enfrentamientos comerciales. Si tenemos que lograr un acuerdo, hay que eliminar todos los gravámenes. Ese es el primer punto", señaló el político.
Un segundo punto giraría en torno al deseo de EEUU de que China se comprometa a comprar un mayor número de productos estadounidenses con el fin de equilibrar una balanza comerciar inclinada a favor del país asiático. "Esto es un asunto muy serio", apostilló Liu. "Hemos dejado muy claro que no podemos hacer concesiones en cuestiones de principios", como el mostrarse abiertos a la cooperación y ser respetuosos.
Las declaraciones de Liu, que se escapan a la norma de los formalismos expresados tras la anterior decena de rondas negociadoras previas, llegan horas después de que EEUU impusiera un aumento de aranceles del 10 al 25 % sobre productos chinos valorados en 200.000 millones de dólares.
Tras la entrada en vigor de esta medida, este viernes, el Ministerio de Comercio de China anunció que tomaría "las contramedidas necesarias", aunque por el momento no ha detallado cuáles.