Crece un 10% la acogida de personas sin hogar en Cáritas

M.G
-
Crece un 10% la acogida de personas sin hogar en Cáritas - Foto: Yolanda Lancha

Cáritas gestiona este recurso desde hace más de 30 años y facilita un techo, comida, asesoramiento y acompañamiento a personas en exclusión social o con necesidades que acuden al centro. Hoy han celebrado una jornada de puertas abiertas

Números y más números para ilustrar la pobreza. Las cifras suelen servir a menudo para evaluar la situación económica, las necesidades sociales y los recursos, pero Cáritas quiere poner cara a las personas sin  hogar, visibilizar su problemática y acabar con el ‘sinhogarismo’ que ha provocado que esta entidad acompañe con sus programas a cerca de 40.000 personas sin un techo en España. En este caso, las cifras sí ayudan a conocer un poco más de cerca el albergue ‘Cardenal González Martín’, situado en la calle Aljibes, 12. Un centro presidido por un patio muy cuidado que ofrece alojamiento, comida, estancias diurnas, asesoramiento y acompañamiento a los huéspedes que pasan por allí a lo largo del año.
Cáritas ha celebrado esta mañana una jornada de puertas abiertas, coincidiendo con el Día Internacional de las Personas sin Hogar del pasado 25 noviembre, para dar a conocer la gestión, mostrar que se trata de un centro atendido las 24 horas que mantiene un servicio de alojamiento urgente, con una estancia mínima de dos días, un programa de media estancia que da la oportunidad a los beneficiarios de reinsertarse en el mercado laboral gracias a distintas iniciativas, y un buen asesoramiento por parte del personal del centro.
Esta entidad de acción social y caritativa atendió a casi 4.000 personas en distintos centros de la provincia en 2017. Y este año el ‘Cardenal González Martín’ ha acogido a 360 personas en el primer semestre, según apuntó ayer Virginia Rodríguez, trabajadora social y coordinadora del programa destinado a personas sin hogar de Cáritas.
El número de personas sin hogar crece sin parar. El centro atiende a un 9 o 10%más cada año, un crecimiento que no guarda relación directa con la situación económica actual, ya que la crisis se ha ido alejando pero los casos «de exclusión social grave» van en aumento. Según Feantsa, la Federación Europea de Organizaciones Nacionales, el hacinamiento en nuestro país ha crecido un 38% entre 2010 y 2016. A este porcentaje se puede añadir también la existencia de 3,4 millones de viviendas vacías, de las cuales 13.500 son protegidas según la catalogación de las administraciones públicas.
En este caso, Rodríguez subraya la necesidad de poner en marcha  y mantener una serie de propuestas para que todas las personas «vivan con dignidad» y dispongan de un hogar propio. Cáritas incide en la creación de una políticia pública de vivienda enfocada en los derechos humanos, «sustentada en la vivienda social y de alquiler», que garantice el acceso a las personas más vulnerables.
También se deben aplicar políticas de prevención para evitar la pérdida de hogares, una garantía de ingresos mínimo que capacite y proteja a quienes más lo necesiten y programas de acompañamiento  para facilitar la inclusión social y laboral
El centro de Cáritas puede alojar a 32 personas, en habitaciones individuales. Además, se reservan siete plazas para aquellos beneficiarios que se acogen a programas de inserción laboral. El comedor también está preparado para unos 40 comensales y el número varía en función de los días. El centro dispone de salas de televisión, internet y lavandería.
Su buen funcionamiento obedece al esfuerzo del personal, once trabajadores, entre ellos una trabajadora social, una psicóloga y un trabajador social, y 48 voluntarios que ocupan parte de su tiempo en ayudar a los demás.