Toledo cuenta con más de 730 viviendas protegidas sin habitar

J.F.
-

Lo dice un informe del Defensor del Pueblo publicado recientemente, donde se indica que la provincia toledana es la séptima del país con más viviendas nuevas desocupadas

Toledo cuenta con más de 730 viviendas protegidas sin habitar - Foto: Yolanda Lancha

La provincia cuenta con un total de 737 viviendas protegidas vacías. Así lo dice un informe del Defensor del Pueblo recientemente publicado, donde se hace constar que en el conjunto regional el número asciende a 2.394. También se indica que hay 221 viviendas de promoción públicas vacantes, de las cuales apenas 14 corresponden a Toledo.
La Administración regional, desde 1 de enero de 2007 hasta 31 de octubre de 2011, ha calificado 20.675 viviendas protegidas, correspondientes a los tres últimos planes de vivienda en la región. De ellas, 2.131 son viviendas de Iniciativa Pública Regional, correspondientes a 72 promociones en 66 municipios. Los tipos de viviendas con protección pública calificadas son 19.705 para venta y para alquiler 970.
En la actualidad se ha generado en Castilla-La Mancha un parque de viviendas protegidas vacías. Hay muchas viviendas protegidas que no encuentran salida en el mercado, debido principalmente a la dificultad de obtener financiación. El número de viviendas protegidas de nueva construcción en Castilla-La Mancha que han obtenido calificación definitiva durante los últimos tres años (31 octubre 2008 hasta 31 octubre 2011) pero que no han sido vendidas es de 2.394.
No obstante, el informe indica que en los últimos tiempos, desde la Junta se han dado pasos para movilizar y dar salida a este stock de vivienda. Ente ellas está la recalificación a alquiler de las viviendas que eran inicialmente para venta, cambio de régimen de uso que se da tanto en promociones completas como en parte de ellas, de acuerdo a las necesidades en cada caso, siempre a petición del promotor. Hasta la fecha, desde que entró en vigor la medida en noviembre del año 2009, se ha recalificado un total de 305 viviendas protegidas, la mayoría en la provincia de Ciudad Real (280 viviendas), seguida de Toledo (18 viviendas) y Guadalajara (siete).
En la comunidad, el precio de la vivienda libre es similar al de la vivienda protegida, como demuestran los datos publicados por el Ministerio de Fomento correspondientes al primer trimestre de 2012, donde el precio de la libre se sitúa en 1.110,0 por metro, mientras que el de la protegida es de 1.076,4. Esta situación se da en las provincias de Ciudad Real y Cuenca desde 2008, pero en Toledo y Albacete el precio se ha igualado durante el año 2011; y en Guadalajara todavía la vivienda protegida presenta precios superiores a la de la vivienda libre.
Por tanto, el parque de vivienda libre nueva y desocupada asciende a más de 50.000 viviendas, y en concreto, en la provincia de Toledo, a más de 25.000, siendo la séptima provincia con más vivienda nueva desocupada. Una primera causa, dice el Defensor, podría estar en la construcción de vivienda protegida en lugares y momentos en que ya había vivienda libre a precios similares, y que si no se vendía no obedecía a precios elevados sino a imposibilidad de acceder a la financiación necesaria para su compra.
Por estos motivos, porque a día de hoy el precio de la vivienda privada, muchas de ellas en manos de bancos, está considerablemente por debajo de la protegida, pese a que son más de 7.000 los demandantes de vivienda pública en la provincia, dichos inmuebles siguen sin venderse, porque, en todo caso, obviando la dificultad del crédito, resulta más rentable adquirir una casa de promotores privados a hacerlo cuando el inmueble procede de la Junta.