Abascal proclama ganador a Vox por abrir debates prohibidos

Álvaro de la Paz
-

El líder nacional del partido reúne a un millar de fieles en Toledo en el prólogo de la campaña electoral, censura «el discurso del miedo» y pide votos para que Sánchez no siga tras el 28-A

Vox celebró en Toledo el acto previo al inicio de su campaña electoral. La formación emergente regresó a la capital regional diez semanas después de su mitin masivo del 31 de enero. El poder de convocatoria de la formación populista se mantiene intacto: la llamada de Santiago Abascal volvió a desbordar el Hotel Beatriz. Media hora antes del inicio de los discursos, su auditorio principal se había quedado pequeño. Centenares de simpatizantes arroparon al líder nacional de la formación y a su número uno para el Congreso de los Diputados por la circunscripción provincial, Manuel Mariscal.

La organización del evento cifró en «casi mil» las personas que no pudieron al recinto hotelero. Abascal les dirigió unas palabras antes de acceder definitivamente al escenario principal, donde los asistentes le recibieron al grito de «¡presidente, presidente!».

Durante su discurso, Abascal lamentó el «discurso del medio» con que los medios de comunicación tratan a sus potenciales votantes. El presidente de la formación aseguró que «el día 28 de abril va a pasar algo inesperado como ya ocurrió en diciembre». Dentro de la formación crece el entusiasmo al calor de las multitudes que reúnen en cada encuentro público. «Ofrecemos ilusión, esperanza y recuperar la libertad».

Abascal proclama ganador a Vox por abrir debates prohibidos
Abascal proclama ganador a Vox por abrir debates prohibidos - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

Abascal definió a Vox como «un movimiento patriótico y cultural, de reacción frente a la corrección política». La batalla por las ideas y la lucha contra la izquierda por los referentes simbólicos volvieron a centrar sus proclamas. «Nosotros sí nos atrevemos, nosotros no tenemos miedo». Además, se dirigió a aquellos abstencionistas que han encontrado en su partido un instrumento frente a «la traición» que «el bipartidismo y los independentistas» han infligido a la democracia constitucional. «No digáis ‘viva Vox’. Gritad sólo por España», clamó.

El presidente de Vox también se refirió a dos cuestiones candentes conocidas en las horas previas: la retirada de libros infantiles en una escuela pública catalana y el intento de boicot a Cayetana Álvarez de Toledo, «agredida y zarandeada por una manada de separatistas», en Barcelona. Con un ejemplar de Caperucita roja en la mano clamó contra la retórica feminista y animalista. «La izquierda tiene un problema con la realidad», indicó.

«Ya hemos ganado porque hemos puesto sobre la mesa los debates prohibidos». El candidato a la presidencia del Gobierno exhibió la fuerza de una ola «de sentido común que lo pueden parar» y alentó a los suyos y los indecisos a votar contra la posibilidad de que Pedro Sánchez siga en La Moncloa. «¿Cómo vamos a permitir trocear la herencia recibida a lo largo de los siglos?», se preguntó.

Abascal proclama ganador a Vox por abrir debates prohibidos
Abascal proclama ganador a Vox por abrir debates prohibidos - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

Durante su intervención no faltaron llamadas al patriotismo y críticas a los sondeos de intención de voto. «Nos dan igual las encuestas, sólo creemos en lo que está pasando en Toledo y tantas otras ciudades».

Abascal proclama ganador a Vox por abrir debates prohibidos
Abascal proclama ganador a Vox por abrir debates prohibidos - Foto: VÁ­ctor Ballesteros