Los artesanos afrontan un año duro al que faltará Farcama

Leticia G. Colao
-

Una treintena de artesanos de Talavera y comarca participan en el paseo virtual inaugurado en Toledo en los días en que debía celebrarse la Feria de Artesanía de CLM

Los artesanos afrontan un año duro al que faltará Farcama - Foto: Yolanda Lancha

No son tiempos fáciles para casi ningún sector económico, pero el de la artesanía lo está sufriendo especialmente. Su más lenta incorporación a las nuevas tecnologías y la cancelación de multitud de ferias y fiestas que les servían de escaparate a sus productos, ha hecho que los artesanos vivan tiempos inciertos. La cancelación de la Feria de Artesanía de Castilla-La Mancha (Farcama), punto fuerte del año económico para el sector, ha sido la puntilla que faltaba.
La celebración de la feria artesana por excelencia, que debería estar abierta en Toledo durante estos días, suponía la mejor promoción  durante 10 jornadas para lo más variado del mundo artesano. De Talavera y comarca había descendido mucho el número en las últimas ediciones, alrededor de una decena, porque no todos necesitan la venta directa para la comercialización de sus productos, pero sí reconocían el importante valor de una promoción como esta. Es más, para muchos, su participación en Farmaca suponía el 70 por ciento de sus ingresos anuales, más si participaban en las dos ediciones, junto a la de primavera, que igualmente se suspendió en Talavera. «Ni te imaginas lo que ha supuesto para  los que dependen de la venta directa el suspender las dos ediciones», indica a La Tribuna el presidente de la Federación de Artesanos de Castilla-La Mancha (Fracaman), Roberto Perea.
Estos días, ante la ausencia de la Feria, se ha inaugurado en Toledo el Paseo de los Artesanos, una exposición que cuenta con 20 estructuras metálicas con más de un centenar de paneles que promocionan la labor de los artesanos de la región, incluyendo referencias a la labor artesana y un perfil de cada uno de los profesionales. De ellos, casi 80 pertenecen a la provincia de Toledo y una treintena lo hacen desde Talavera y comarca, con singular protagonismo de la cerámica.
La muestra, que estará instalada hasta el próximo 22 de octubre, va más allá del carácter divulgativo de la exposición, ya que cada uno de los paneles contiene un código QR que lleva de manera directa al espacio virtual de los artesanos reseñados en el Marketplace de Artesanía que ha impulsado el Gobierno autonómico, alojado en la web artesaniadecastillalamancha.es, para el apoyo a su comercialización.
El Marketplace cuenta en la actualidad con 150 artesanos y oferta de manera directa alrededor de 2.000 productos de todos los puntos de la región, y de todos los sectores, indicó la consejera de Economía,Patricia Franco, que ha detallado que la muestra «tiene carácter itinerante» y que «servirá de impulso a la comercialización de nuestros artesanos».
El presidente de Fracaman, Roberto Perea, pone en valor esta muestra por su carácter divulgativo pero es consciente de que sustituir a Farcama «es muy complicado, porque es una feria de mucha tradición, 40 años de historia»».


Comercio online. Las estructuras que conforman este paseo ofrecen los datos y el acceso directo a la tienda virtual de cada artesano, abriéndoles una puerta para introducirse en el comercio online y seguir vendiendo a pesar de la ausencia de ferias. Perea asegura que «no  tenemos otra opción» y recuerda que todas las órdenes de ayudas de la Junta «están encaminaddas a mejorar, a crear, y a promocionar las venta online y el comercio electrónico».
Así lo ha avanzado la consejera Patricia Franco. El Gobierno regional está ultimando la convocatoria de ayudas al sector artesano de Castilla-La Mancha, que multiplicarán por cuatro su presupuesto inicial para llegar a los 710.000 euros, y que ampliarán también su impacto a través de la inclusión en la orden de bases de nuevas acciones objeto de subvención.
Será la mejor salida a una crisis que continuará en los próximos meses y que espera, al menos, levantar las perspectivas en las ferias navideñas. Si lo consigue, será con las medidas que ya se tienen en cuenta para otros mercados como distancia de seguridad, una sola dirección de visita, geles hidroalcohólicos, y por supuesto, con venta directa en la calle.
Otras opciones que ya se barajan podrían ser la apertura de tiendas de venta agrupada de productos, aunque todo dependerá del avance de la pandemia y nuestra manera de hacerle frente.