Muguruza regresa a los octavos de final de Roland Garros

EFE
-
Muguruza regresa a los octavos de final de Roland Garros - Foto: YOAN VALAT

La española vence con contundidad a Svitolina (6-3, 6-3) y sigue adelante en la emblemática pista francesa

Garbiñe Muguruza se ha clasificado para los octavos de final de Roland Garros por sexta vez consecutiva, al derrotar a la ucraniana Elina Svitolina por 6-3 y 3-3 en una hora y 28 minutos. La ganadora de 2016 se medirá por un puesto en cuartos contra la vencedora del duelo entre la estadounidense Sloane Stephens, séptima favorita, y la eslovena Polona Hercog.
"Estoy muy motivada para ganar aquí cada partido", aseguró, en francés, la caraqueña, lo que le valió una cerrada ovación del público de la Philippe Chatrier, la pista más importante de Roland Garros.
Muguruza se impuso a la novena favorita, "una de las mejores del mundo", según aseguró desde la pista, a quien solo había derrotado en una ocasión en un cuadro final de un torneo. Con un único triunfo en la temporada, en Monterrey, y una mediocre gira sobre arcilla, la española volvió a demostrar que en las grandes citas eleva su nivel. "Esta pista me motiva, desde pequeña la veía por la tele y soñaba con ganar aquí", afirmó.
Tuvo que aplicarse frente a una tenista correosa, dos veces cuartofinalista en Roland Garros, que se presentaba fresca porque su rival de la segunda ronda, su compatriota Kateryna Kozlova, no se presentó al partido por lesión. En el primer set las dos jugadoras intercambiaron roturas de servicio hasta que Muguruza se apuntó el suyo en el octavo juego, para cerrar en el siguiente ante una ucraniana que no logró ninguno de los suyos. Pareció reaccionar Svitolina arrebatando el saque de la española en el quinto, pero Muguruza reaccionó en el siguiente y aceleró en el octavo camino del triunfo.
Desde que Muguruza perdió el set de su debut en el torneo, frente a la estadounidense Taylor Townsend el pasado domingo, ha firmado un recorrido perfecto, que le lleva a los octavos de final.
Pese a que sobre su vitola solo figura el cartel de favorita 19, fruto de su poca brillante temporada, su condición de exganadora empieza a convertirle en una de las candidatas a la victoria final en un cuadro femenino que este viernes vio como se caía del mismo la checa Karolina Pliskova, número 2 del mundo.
Anteriormente se marcharon la cuatro del mundo, la holandesa Kiki Bertens, lesionada, y la cinco, la alemana Angelique Kerber, derrotada por la eslovaca Victoria Kuzmova.

 

 "Sin decepción pero con tristeza"

Carla Suárez no ha podido superar la tercera ronda de Roland Garros al ser derrotada por la checa Marketa Vondrousova, de solo 19 años y 38 del mundo, que se impuso por un doble 6-3 en algo menos de hora y media. Una despedida que la española ha definido "sin decepción pero con tristeza".
"Me ha faltado fallar menos", dijo la canaria, que aseguró que llevó la iniciativa en todo momento pero reconoció haberse precipitado un poco frente a una rival que se limitó a defenderse.
Fue un duelo irregular en el que la española tuvo ventaja en ambas mangas, pero no le supo sacar rendimiento. Hasta 35 errores no forzados cometió Suárez, que desde que en 2014 alcanzó los cuartos de final en París no había sumado grandes actuaciones en el grande de tierra batida.
"No estoy decepcionada, pero sí triste, al final son opciones que vas dejando ir. Pero tenía las ideas claras y he hecho lo que quería, he sabido ir a por el partido", aseguró.
La española reconoció que Roland Garros es su Grand Slam favorito porque la arcilla es su superficie predilecta, pero afirmó que "cada vez se juega menos" en ese suelo, y el 85 por ciento de su temporada discurre en rápida.
"Puede que sí tenga una espinita clavada con este torneo. Desde pequeña y la primera vez que vine aquí tengo ilusión, pero al final todo está muy igualado", dijo.
Vondrousova, que no ha perdido una manga en lo que va de torneo, se medirá por un puesto en los octavos, los primeros en un grande de su carrera, contra la ganadora del duelo entre la letona Anastasija Sevastova, duodécima favorita, y la belga Elise Mertens, vigésima.